LA MARINA PLAZA

Hidraqua
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: miércoles, 1 marzo, 2017

Dénia prohíbe aparcar en todas las calles “estrechas” de Les Roques para cumplir la normativa

  • Nadie podrá estacionar ya en Sant Vicent, Sant Narcís, Trinquet, Hospital, l’Olivera o la parte final de Santíssima Trinitat
  • En el resto del casco antiguo sólo podrán aparcar los vecinos en cuanto entre en vigor la figura de barrio residencial, antes de Fallas

CALLE SANT VICENT.

Desde ayer martes, operarios del ayuntamiento han trazado gruesas rayas amarillas en algunas de las principales calles del casco antiguo de Dénia. Toda una novedad. Puede decirse que prácticamente por primera vez en la historia ya no se podrá estacionar en esos viales. Son los más estrechos del barrio. Su anchura, según la normativa, no es apta para aparcar. Y ahora, también por primera vez, el ayuntamiento aplica esa ordenanza.

La raya de marras ya se había trazado ayer martes en la práctica totalidad de la calle Sant Vicent (sí podrá seguir estacionándose en la parte más alta) así como en el tramo final de Santíssima Trinitat, en el lado que da al Castillo. Para este miércoles, los operarios municipales harán lo mismo con la calle Hospital, Sant Narcís, l’Olivera o Trinquet.

CALLE HOSPITAL.

Todos estos viales se unen a los del Carrer Nou o Sant Francesc. La prohibición hace ya un par de años en esta última vía, el principal acceso al Castillo, fue la que desató toda la polémica sobre el aparcamiento en Les Roques, que ha mantenido un álgido debate desde entonces, con roces entre vecinos incluidos.

La opción del actual gobierno local

El actual ejecutivo, integrado por PSPV y Compromís, ha querido resolver la cuestión de la siguiente manera: es verdad que los vecinos pierden todas esas zonas de aparcamiento que antes usaban, pero a cambio sólo ellos podrán aparcar en el resto de Les Roques en cuanto entre en vigor la figura de barrio residencial. El edil de Les Roques, el socialista Paco Roselló, señaló que eso último es inminente: antes de Fallas.

Como se recordará, cuando esa medida se aplique los residentes de Les Roques podrán dejar su vehículo en la zona siempre que pongan en el parabrisas del mismo una tarjeta verde por la que pagarán anualmente 14 euros. El resto de vecinos de Dénia así como turistas o foráneos deberán buscarse otro sitio.

El ejecutivo busca así hacer un entorno más habitable que prime al peatón en un casco de gran valor histórico, pero sin olvidar las necesidades de aparcamiento de los habitantes autóctonos. Y de paso, ponerle coto a la invasión de coches que se producía en verano.

CALLE TRINQUET.

Falta saber si esta solución hallará entre los vecinos la aceptación necesaria, toda vez que en el barrio van a haber menos plazas estacionamiento que coches, y algunos deberán buscar puntualmente otras alternativas de parking, como el que se ha habilitado en Miguel Hernández.

Ya en su día, algunos residentes de Sant Vicent y otros viales anexos empapelaron las fachadas de sus casas con pancartas de protesta por la posible prohibición. En la calle Hospital, otros residentes pidieron que se hiciera una excepción y se pudiera seguir aparcando en una acera donde no hay ninguna casa –da al jardín de la Iglesia–, pero el ayuntamiento cree que no se pueden hacer excepciones a la hora de aparcar la normativa.

Lo que ya está pasando

SANTÍSSIMA TRINITAT.

Por lo pronto, y una vez pintada la raya, algunos vecinos han vuelto durante las últimas horas a estacionar de nuevo en calles donde ahora hacerlo está prohibido. El ayuntamiento dejará de permitir eso cuando entre en vigor la figura de barrio residencial.

A más corto plazo ha habido otro problema: la raya se ha trazado justo cuando se están haciendo obras del gas natural en la avenida del Cid –llamada a ser el principal parking de Les Roques–, con lo que de golpe y porrazo el número total de plazas de estacionamiento en este casco antiguo ha disminuido de forma drástica. No obstante, esas obras terminarán en los próximos días.

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.