Hidraqua
Con el deporte, pase lo que pase
Publicado: jueves, 16 febrero, 2017

Siete años sacando lo mejor de los niños con diversidad funcional

  • La Escuela Municipal de Deporte Adaptado en Dénia, gestionada por la Asociación Condenados al Bordillo, es la única que existe en la comarca
  • En sus años de vida ha pasado de acoger a pocos niños a tener que organizarse en varios grupos, ya que son casi 50 los que acuden en la actualidad

La localidad de Dénia cuenta con una amplia oferta de Escuelas Municipales Deportiva. Estas tienen un objetivo claro: el de que los más pequeños practiquen deporte desde pronto. Los dianenses pueden elegir entre un total de 17 modalidades. Pero hay una que destaca por encima de las demás. Se trata de una escuela especial, que ninguna otra localidad de la comarca tiene: la Escuela Municipal de Deporte Adaptado, que lleva ya siete años en funcionamiento, sacando una sonrisa a los niños con diversidad funcional.

Estos niños, que no tienen las mismas capacidades que otros, también quieren practicar deporte, y nada debe impedírselo. Es por ello que esta escuela busca que todos los niños sean iguales y que todos puedan practicar deporte y hacer una vida sana. Pese a tratarse de una escuela subvencionada por la Concejalía de Deportes de Dénia, acoge a niños de toda la comarca, ya que en sus respectivas localidades no pueden acceder a este tipo de facilidades.

Pero ¿en que se basa esta escuela y que la diferencia de las otras? La respuesta a esta pregunta es sencilla. Sobra con ir cualquiera de los días en que hay sesión de “entrenamientos” y observar. No practican un solo deporte, son más bien sesiones polideportivas, en la que todos los jóvenes juegan y practican diversas modalidades. Lo que diferencia a esta escuela del resto es que necesita material adaptado. Pero esto no es negativo. Todos disfrutan de horas y horas de diversión combinada con el deporte, que además les ayuda a evolucionar y a desarrollar capacidades y habilidades que no podrían desarrollar sin esta actividad.

Entrar al pabellón o a las pistas del IES Maria Ibars de Dénia, donde se reúnen (la mayoría de las veces) estos deportistas, supone ver imágenes de superación. Bicicletas y sillas adaptadas combinadas con juegos de balón, con juegos especializados, como la boccia, con sesiones de risoterapia y mucho más.

Ni que decir tiene que esta escuela es muy competitiva. No practican deporte porque sí, lo practican también, como no podía ser de otra forma, para competir. Prueba de ello fueron los cuatro oros y otras cuatro medallas que lograron hace menos de un mes en el Provincial de Alicante de Deporte Adaptado.

Fue la Asociación Condenados al Bordillo la que quiso poner en funcionamiento esta iniciativa. Fue en el año 2010 y no les costó mucho. El ayuntamiento dianense aceptó con mucho gusto y la tendencia ha sido creciente desde ese mismo instante. La demanda ha ido aumentando hasta situarse en, ni más ni menos que, 50 niños. Esta es la cifra de jóvenes que acuden semanalmente a esta actividad extraescolar. Van desde los 6 hasta los 18 años, aunque se acoge también a algunos más mayores.

Jaime Higueras, más conocido como Jimmy, es el coordinador y él, junto a varias otras personas, impulsó el proyecto para que “los sectores más desfavorecidos de la población puedan disfrutar de los beneficios de la práctica del ejercicio físico”Hoy su equipo ha crecido y se ha tenido que contratar a varias personas. Además, en palabras del mismo “se intenta insertar en el mundo laboral a personas con discapacidad y por eso contamos con algunos monitores con diversidad funcional”.

Para poder organizar bien a un grupo tan numeroso es necesario dividirlo en subgrupos. Así, hay un primer grupo de unos 16 usuarios que practica el deporte los lunes, de 16:00 a 17:00 horas, en el colegio de Educación Especial Raquel Payà. Estos, que son jóvenes que tienen cierta autonomía, movilidad y una mayor capacidad cognitiva, juegan a todo tipo de deportes, desde fútbol hasta juegos en equipos, juegos individuales, etc.

Por otra parte, hay un segundo grupo, también los lunes desde las 17:15 hasta las 18:30 horas, pero en el Maria Ibars. Este es el más numeroso (unos 24 niños en total), y a él acuden jóvenes con una mayor dificultad motriz, sensorial y cognitiva. Dado que estos no tienen tan fácil practicar deporte, se realizan sesiones de masaje, fisioterapia y activación de los músculos, que son beneficiosas para ellos.

Por último, el tercer y último grupo es el de la piscina. En este caso, el Centro Deportivo Dénia cede un carril de la piscina semiolímpica para que los siete jóvenes que acuden puedan realizar actividades en ella. Estos, por su parte, tienen una autonomía elevada. 

Para poder llevar a cabo todas estas actividades se necesitan muchas manos. Así, a parte de las personas contratadas y los monitores, hay un total de más de 50 voluntarios, que facilitan mucho el trabajo. Además, los niños cogen mucho cariño a todas estas personas, con lo cual la actividad se hace divertida también para estos.

La capacidad de superación que tienen los pequeños es muy grande y es por ello que agradecen mucho poder realizar este tipo de actividades físicas. Es, sin duda, una buena iniciativa, que además, en los últimos años, se ha extendido a personas adultas. De hecho, la Asociación Condenados al Bordillo organiza ya actividades para adultos con discapacidad física o psíquica. Un total de 20 usuarios acuden, también al IES Maria Ibars, para realizar todo tipo de actividades deportivas adaptadas.

Un ejemplo a seguir para otras localidades ya que consiguen que aquellos que tienen más dificultades se sientan igual que todos y se superen a ellos mismos, desarrollando capacidades nuevas.

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.