LA MARINA PLAZA

Xàbia Negra 2017
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Jueves, 9 Febrero, 2017

Benitatxell pone coto al derroche energético

  • El ayuntamiento ahorra hasta más del 60% en algunas urbanizaciones con la simple sustitución de las luminarias tradicionales por LED en el alumbrado público
  • La rebaja en la factura alcanza los 20.000 euros en un año

El Poble Nou de Benitatxell ha conseguido en cosa de un año poner coto al derroche energético en materia de alumbrado público con la simple sustitución de las luminarias tradicionales por otras de tecnología LED. Con ello, la factura anual que paga el ayuntamiento por el abastecimiento eléctrico se ha reducido notablemente, en casi un 20%. En el caso concreto de alguna urbanización, la reducción supera el 60%, es decir, que hasta ahora se estaba pagando por la luz de las farolas más del doble de lo estrictamente necesario.

Una vista del ayuntamiento, de noche, en una imagen del año pasado.

Finalizado el año 2016 y tras el cómputo global de facturas de alumbrado público en el municipio se extrae que en el 2016 se ha pagado por el consumo la cantidad de 92.707,62 euros, lo que supone un ahorro del 17% respecto al año anterior, cuando se pagó por el mísmo śuministro eléctrico la cifra de 112.292,56 euros. En resumen, el ahorro ha sido de 19.584.94 euros.

Destacable es el ahorro del 61% en la Urbanización Los Molinos. Allí, el consistorio introdujo las luminarias LED a finales de 2015. La zona de Los Girasoles, en la que el cambio se produjo a principios de 2016, ha registrado un ahorro del 39%. Otras áreas como La Joya, Adelfas o la calle Valencia del núcleo urbano han experimentado un ahorro en un año de más del 30%.

Asimismo, los edificios municipales como el propio ayuntamiento, la biiblioteca, Policía Local, Centro de Salud, Centro Social, iglesia, polideportivo La Font y Oficina de Turismo también han experimentado un ahorro en las facturas. Si en 2015 la factura global de estas dependencias municipales fue de 38.937 euros, en 2016 ha sido de 35.100 euros, con un total de 3.837 euros menos.

El ahorro más significativo en las dependencias municipales se ha registrado en el centro médico, del 25%, o del 20% en el polideportivo. La primera tarjeta deportiva para los usuarios de la piscina municipal y de las pistas de la Font, lanzada en junio de 2016, ha permitido reducir los gastos eléctricos de las instalaciones deportivas. Las luces de las pistas solo se encienden cuando están en pleno funcionamiento tras la reserva del usuario con tarjeta, con lo que se fomenta el ahorro energético.

Asimismo, en el nuevo campo de fútbol con césped artificial també se instalaron ocho proyectores LED. Otro paso de gigante ha sido también la implantación de luces led en el CEIP Santa María Magdalena, finalizada el pasado enero y que supondría un ahorro del 70% en la factura.

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.