Hidraqua
Con el deporte, pase lo que pase
Publicado: Lunes, 6 Febrero, 2017

Duro empate en el 95′ que hace que el Juvenil del Dénia pierda su plaza de ascenso

  • Merecieron ganar en casa del Don Bosco, colista del grupo. Solo están a un punto de las posiciones de ascenso a la máxima categoría del fútbol juvenil

El colista del grupo VIII de la Liga Nacional Juvenil fue el verdugo del equipo juvenil del CD Dénia. El Don Bosco de Valencia fue capaz de frenar la genial racha que llevaba el equipo dirigido por Guillermo Santosjuanes. Y es que ya sumaban un total de seis victorias consecutivas, y esto les había hecho ascender hasta la quinta posición de la liga, plaza que da derecho a subir a División de Honor, es decir, la máxima categoría del fútbol juvenil nacional.

Se les escapó por poco. Iban ganando pero la mala suerte hizo que en el minuto 95 los rivales les empataran. Este resultado les ha sacado de esta quinta posición y les ha puesto en la sexta, pero están a tan solo un punto de los dos equipos que ocupan la cuarta y la quinta posición.

El partido comenzó con dominio del equipo de Dénia que llegaba más al área rival que los de Valencia. Sin embargo, el partido se pondría cuesta arriba en el minuto 20 cuando en una de las pocas llegas el Don Bosco conseguía inaugurar el marcador. Fue en un córner y esto obligaba al equipo de Santosjuanes a intentar buscar el empate y la remontada.

No lograron empatar en la primera parte. En la segunda parte todo siguió igual que al principio. Eran los de Dénia quienes conseguían llegar más a la portería rival y tras mucho insistir, en el minuto 69, Santi conseguía empatar.

Tras varios minutos con el marcador empatado llegarían las dos jugadas polémicas. Fueron dos expulsiones. Primero fue expulsado Jaime, jugador dianense y luego le sacaron roja a un jugador del Don Bosco. Con ambos equipos jugando con diez, el Dénia logró seguir jugando mejor ante un rival que renunció al fútbol para jugar de forma agresiva. De hecho, en el minuto 86, Reda conseguía poner por delante a los de la Marina Alta.

Cuando ya pensaban que iban a volver a casa con los tres puntos en el bolsillo y con la séptima victoria consecutiva, que además les habría colocado cuartos, llegó el tanto del empate. Fue un penalti, que protestaron algunos jugadores visitantes.

Ahora hay que olvidar este mal resultado e ir a por el próximo partido en busca de una nueva victoria. Este será de nuevo en casa, será el domingo 12 de febrero y jugarán contra un rival muy difícil: el segundo clasificado, el Levante UD B. De ganar será un plus de energía para seguir soñando con un ascenso histórico.

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.