LA MARINA PLAZA

Xàbia Jávea Festival Internacional música gastronomía danza
VOLEM EL TREN
Publicado: Miércoles, 11 Enero, 2017

Los ediles del gobierno de Benissa se comprometen a dimitir si son imputados por corrupción, racismo, homofobia o violencia de género

  • Reiniciem, PSPV y Compromís hacen público su acuerdo por la gobernabilidad, que limita a tres salarios mínimos interprofesionales el sueldo máximo a cobrar por los concejales con dedicación exclusiva

Primeras veinticuatro horas de gobierno de progreso en Benissa. Reiniciem, PSPV y Compromís empezaron este miércoles a trabajar en la gestión del municipio y el primer paso ha sido dar a conocer su acuerdo programático, su contrato político con los ciudadanos con el que pretenden dar un giro a las políticas del ayuntamiento. Uno de los pilares de ese compromiso es el de la participación ciudadana, y de ahí que la publicación de esas líneas maestras haya sido la primera medida.

Los concejales del nuevo gobierno de Benissa, de Reiniciem, PSPV y Compromís, en el pleno de investidura del martes.

El documento es extenso. En él, el nuevo ejecutivo tripartito se presenta como “un gobierno en el que todos los actores somos necesarios e imprescindibles y en el que el pacto, el diálogo y el consenso se convierten en protagonistas y valores fundamentales de la práctica política”. Asimismo, asume “la transparencia y la participación ciudadana como principios”, además de los programas electorales de las tres fuerzas que lo integran.

El acuerdo, no obstante, es mucho más que una declaración de principios. Incorpora ya las medidas concretas que se van a poner en marcha para reorganizar el funcionamiento del consistorio, así como un código ético para cerrar la puerta a la corrupción, y acciones para abrir las ventanas a la participación vecinal.

Código ético

Entre todas esas medidas destacan algunas, como el compromiso de todos los concejales del gobierno a dejar sus cargos si resultan imputados por delitos relacionados con la corrupción y otros. En concreto, el código ético que han firmado les obligaría a renunciar “de forma inmediata” la imputación por corrupción, prevaricación con ánimo de lucro, tráfico de influencias, enriquecimiento injusto con recursos públicos o privados, soborno, malversación y apropiación de fondos públicos, así como por delitos de racismo, xenofobia, violencia de género, homofobia, impago de la pensión de alimentos o contra los derechos de los trabajadores.

Limitación de salarios

Otro de los asuntos destacables es que el acuerdo de gobernabilidad fija una limitación para los salarios de los concejales. Los ediles con responsabilidades de gobierno podrán cobrar como máximo el equivalente a tres salarios mínimos interprofesionales. Es decir, un máximo de 25.473,6 euros brutos anuales en el caso de prestar al ayuntamiento dedicación exclusiva. Ahora falta conocer qué concejales tendrán esa dedicación exclusiva y cuáles la parcial.

El documento marca también las bases para el funcionamiento municipal. La gestión se articula en torno a tres grandes áreas, cada una de las cuales contará con un concejal que la coordine y bajo cuyo paraguas se articulan cada una de las concejalías:

  1. Organización. Agrupa las áreas de Hacienda, Igualdad, Benissa Impuls, Participación, Residentes Extranjeros, Promoción Económica, Turismo, Modernización de la Administración, Nuevas Tecnologías, Régimen Interno y Transparencia.
  2. Servicios. Engloba Seguridad Ciudadana, Emergencias, Cementerio, Mobiliario Urbano, Inversiones y Contrataciones, Responsabilidad Civil, Centre d’Excel·lència, Justicia, Urbanismo, Creama, Creación de Ocupación, Inventario de Bienes, Ciclo Hídrico, Obras y Servicios, Estrategia Territorial Urbana, Normalización Lingüística, y Patrimonio Histórico.
  3. Ciudadanía. Incluye las concejalías de OAC, OMIC, Comercio, Zona Rural, Medio Ambiente, Agricultura, Deportes, Educación, Fiestas, Juventud, Sanidad, Acción Social, Mayores, Zona Costera y Cultura.

En cuanto al principal órgano ejecutivo del ayuntamiento, la Junta de Gobierno Local, el nuevo gobierno dará cabida en la misma a todos los grupos políticos. Cada uno tendrá un representante, además de la presidencia del órgano que recae en el alcalde, Abel Cardona (Reiniciem Benissa).

Como portavoz del gobierno municipal ejercerá el cabeza de lista del PSPV, Manolo Juan. No obstante, el acuerdo de gobierno contempla intentar que, “en la medida de lo posible, y a fin de mostrar unidad de acción y que somos un solo gobierno, esté presente un miembro de cada grupo municipal en ruedas de prensa, recepción de autoridades supramunicipales o visitas institucionales”.

Es una muestra más de la intención del nuevo gobierno de actuar de forma colegiada, un empeño que queda patente también en otros pasajes del documento. Por ejemplo, cuando establece que para la toma de decisiones previa a los órganos de gobierno se requerirá el acuerdo de, al menos, tres cuartas partes de los representantes de los partidos firmantes del pacto. O en la composición de la comisión de seguimiento que se encargará de velar por su cumplimiento, en la que cada una de las tres fuerzas políticas tendrá dos representantes y que se reunirá al menos una vez al mes.

LEE ÍNTEGRO AQUÍ EL ACUERDO PROGRAMÁTICO DEL NUEVO GOBIERNO DE BENISSA.

 

Deja tu comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Contenido patrocinado

Pin It on Pinterest

La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.