visauto mercedes denia xabia javea benissa
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Miércoles, 11 Enero, 2017

El nuevo gobierno de Benissa toma las riendas para dar “un cambio radical” tras 17 años de gestión del PP

  • El alcalde, Abel Cardona, asume la vara de mando y avanza las apuestas del nuevo gobierno de Reiniciem, PSPV y Compromís: hacer un ayuntamiento participativo, transparente, multicultural, joven, diverso, valencianista y feminista
  • El PP tilda al nuevo ejecutivo de “pacto de perdedores” y Ciudadanos expedienta a Isidor Mollà por facilitar el relevo al frente del consistorio

El nuevo gobierno de Benissa (Reiniciem, PSPV y Compromís) tomó anoche las riendas de la gestión del municipio y lo hace con todas las consecuencias. “Hemos venido para cambiar las cosas; si no, no hubiéramos movido un dedo”, dijo el recién investido alcalde, Abel Cardona (Reiniciem Benissa). En su primer discurso tras recibir la vara de mando, verbalizó las intenciones del nuevo ejecutivo de progreso, que desplaza a la oposición al Partido Popular tras 17 años y medio. Unas intenciones que se resumen en la promesa de propiciar “un cambio radical” en las formas de hacer política y en la gestión del día a día del ayuntamiento. Los tres partidos que integran el nuevo gobierno van a tener, ahora, algo más de dos años para intentar demostrarlo.

Manolo Juan (PSPV), Abel Cardona (Reiniciem) y Xavi Tro (Compromís), las caras visibles del pacto de gobierno.

Cardona expuso cuál es “el ayuntamiento que queremos” en el nuevo ejecutivo.  Un consistorio participativo, en el que “la ciudadanía no se conforme con las migajas” y se pueda involucrar realmente en la toma de decisiones; transparente, “que abra puertas, ventanas y cajones”; multicultural; joven; diverso, “porque Benissa es diversa, es bisexual, homsexual, transexual”; “valenciano y valencianista”; “femenino y feminista”. De ahí que hablara de “cambio radical”.

Ahora bien, en el nuevo gobierno intuyen que no lo van a tener fácil. Aunque Cardona tendió la mano al Partido Popular para involucrarlo en la gestión municipal, aventuró que “van a exigirnos el triple, si no el quíntuple”, que a cualquier otro gobierno. “Mucho más que al anterior equipo de gobierno”, añadió. Por ello, los ocho concejales de Reiniciem, PSPV y Compromís tendrán, dijo, que “arremangarse” para no defraudar las expectativas.

El PP arremete contra Isidor Mollà por facilitar el cambio…

La otra cara de la moneda en el pleno la representaba el Partido Popular, que ha visto cómo la renuncia a la alcaldía presentada por Juan Bautista Roselló el pasado 19 de diciembre ha acabado costándole el gobierno. El que estaba llamado por su partido a ser sucesor de aquel al frente del municipio, Arturo Poquet, queda ahora como líder de la oposición. Y cargó duramente contra lo que llamó “pacto de perdedores”, expresión de que “las herramientas de la democracia son a veces tan injustas”. 

Arturo Poquet, junto a su compañera de grupo Pepa Martí.

Y es que Poquet considera que, dado que su partido alcanzó el 44,27% de los votos en las elecciones municipales, “la voluntad” del pueblo “no ha sido respetada” con el nuevo pacto de gobierno. A pesar de que éste reúne exactamente dos puntos más, el 46,27%, y que los nueve concejales que ayer invistieron a Cardona como alcalde suman la representación del 55,74% de los votos, 11 puntos y medio más que los del PP.

Además, el portavoz del PP dijo que el nuevo acuerdo de gobierno es “un pacto antinatura, forzado y sin ninguna garantía de futuro”, que responde “más a una ambición por ostentar el poder que a la sensatez y al sentido común”. Especialmente duro se mostró con el concejal que ha permitido el cambio de gobierno: Isidor Mollà, de Ciudadanos. “Sus intereses políticos y personales son contradictorios con los intereses generales de su pueblo”, señaló.

…Mollà responde: “Las presiones que he recibido son inenarrables, pero nos indican que hemos elegido el camino correcto”…

El concejal de Ciudadanos tenía a raíz de la dimisión de Juan Bautista Roselló, igual que la tuvo al inicio de la legislatura, la llave de la gobernabilidad. De él dependía que la balanza pudiera decantarse del lado de las fuerzas de progreso, y así ha sido. Aunque para ello, según dijo en el pleno, haya tenido que aguantar todo tipo de presiones desde varios frentes del Partido Popular. También su propio partido, Ciudadanos, le advirtió en las horas previas de que no debía dar el paso de facilitar el cambio de gobierno.

Isidor Mollà, a su llegada al salón de plenos.

El caso es que, como había anunciado, lo hizo. En el pleno, Mollà explicó que daba ese paso “por coherencia”, pues ya al inicio de la legislatura “apostamos por el cambio, pero no fue posible por la falta de acuerdo entre los grupos de izquierda”.

Sin embargo, no escondió las presiones recibidas. Dijo que son “un atentado a la libertad democrática de elegir el voto” y añadió que “no se puede acorralar a una persona como se me ha acorralado a mí” estos últimos días; “no sabéis lo que he tenido que aguantar, es algo inenarrable”. Sin embargo, aun de esa circunstancia extrajo Mollà una enseñanza positiva: “esas presiones son las que nos indican que hemos elegido el camino correcto”, indicó.

…Y Ciudadanos abre expediente a Mollà por quitarle el gobierno al PP

Todo apunta a que el paso dado le puede costar a Isidor Mollà su carné de pertenencia a Ciudadanos. Ese al menos es el mensaje que acudieron a dar a Benissa dos cargos del partido, acompañados del concejal dianense Sergio Benito. Tanto el secretario provincial de C’s Valencia, Jesús Gimeno, como el coordinador del partido para las comarcas de la Marina, César Martínez, anunciaron a la conclusión del pleno la apertura de un expediente al concejal. El motivo, según explicaron, que Mollà no informó a Ciudadanos de las conversaciones que mantenía con los grupos de izquierda del ayuntamiento y que, cuando finalmente lo hizo, no convencieron las razones por las que iba a propiciar el cambio de gobierno.

Los representantes de Ciudadanos, a la conclusión del pleno.

De este modo, la decisión de Isidor Mollà de desoir esas indicaciones y apostar por el cambio de gobierno en Benissa podría acabar costándole incluso la expulsión del partido naranja.

El exalcalde Juan Bautista Roselló, sentado en la primera fila de público.

LAS VOCES DEL NUEVO GOBIERNO

Además del alcalde Cardona, el nuevo gobierno de Benissa se expresó en el pleno por boca de los portavoces de los partidos que lo integran. Los tres mostraron en sus intervenciones sintonía para afrontar el reto. Han dejado a un lado los obstáculos que impidieron el acuerdo al inicio de legislatura. Eso, no obstante, no quiere decir que no salierean a relucir en los discursos diferencias de matiz.

Manolo Juan (PSPV): “Seremos garantía de que el cambio se hará de manera moderada y consensuada”

Por ejemplo, en el caso del portavoz del PSPV, Manolo Juan, que habló de que su partido va a ser “garantía de que el cambio se hará de manera moderada y consensuada”.  Aquí el cambio ya no era “radical”.

El edil socialista puso el acento en el carácter colegiado del nuevo gobierno. En su composición coral. “El nuevo alcalde no es como el anterior, que hacía y deshacía”, señaló, sino que “las decisiones tienen que ser compartidas” por todos los integrantes del ejecutivo. Además, el PSPV promete “mucho trabajo, presencia y dedicación”. También “honradez y firmeza”, añadió recurriendo a un viejo eslogan de su partido.

Xavi Tro (Compromís): “El gobierno del PP estaba agotado, navegaba a la deriva y no generaba ilusión”

El portavoz de los valencianistas quiso, primero, aplacar las críticas del PP sobre la responsabilidad de lo sucedido. “La única razón” es, dijo, que el anterior alcalde, el popular Roselló, presentó su dimisión. Esa renuncia, argumentaba, es lo que ha dado pie a cambiar las cosas, tras constatar, tras año y medio largo de legislatura, que “el gobierno del PP estaba agotado, navegaba a la deriva y era incapaz de generar ninguna ilusión”.

Tro cerró su intervención con dos citas. Una, literaria, de Vicent Andrés Estellés: “Allò que val és la consciència de no ser res”. La otra, del expresidente chileno Salvador Allende: “La historia es nuestra y la hacen los pueblos”.

Belén Ivars (Reiniciem Benissa): “Queremos que el pueblo vuelva a sentir este ayuntamiento como su casa”

Musical, por su parte, sonó en algún momento la intervención de Belén Ivars, la portavoz del grupo de Reiniciem Benissa. En concreto, cuando prometió que su partido gestionará -como en el popular estribillo de Obrint Pas- amb la mateixa il·lusió y amb el mateix coratge con el que se gestó dos años atrás. También prometió hacerlo “con muchas ganas de trabajar”.

Ivars recordó que, entonces, cuando nació Reiniciem, el objetivo principal era “que el pueblo volviera a sentir a este ayuntamiento como su casa”, y eso es lo que ahora van a intentar, antes incluso de lo previsto entonces. Para acabar, recurrió al refranero valenciano: “cànter nou, aigua fresca”, dijo.

EL PLENO EN IMÁGENES

El nuevo alcalde, Abel Cardona, tras recibir la vara de mando.

Deja tu comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,
Te puede interesar...

Pin It on Pinterest

Share This
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.