Hidraqua
Con el deporte, pase lo que pase
Publicado: Jueves, 8 Diciembre, 2016

Miguel Signes : “Aún no me han hecho un homenaje en Dénia”

  • Nueva entrevista en La Marina Plaza esta vez a este deportista dianense que se dio a conocer tras ganar el Mundial de taichi del año 2014
  • Ante todo declara que a él le dan igual los homenajes pero se muestra perplejo de haberlos recibido en otros pueblos y no en su pueblo natal

Hay muchos deportes por los que no se muestra mucho interés ni por parte de las administraciones ni por la ciudadanía de a pie. Uno de estos, que solo sale en los medios de comunicación cuando ocurren hechos extraordinarios, es el tai chi. Podríamos hablar igual de todas las artes marciales, pero hay algo que hace a esta disciplina especial. Ese algo del que hablamos es que en nuestra comarca, y en concreto en Dénia, tenemos a, ni más ni menos que un Campeón del Mundo. Su nombre fue conocido por muchos dianenses hace dos años, sin embargo ahora poca gente se acuerda de él. Se trata de Miguel Signes, más conocido como Mikelo.

14519650_1106391909450060_4240557890449123695_n

Quedamos con él para conocer más este deporte y su vida. Lo hacemos en uno de sus pocos ratos libres. Se dedica a dar clases de su deporte. No da una, da muchas clases, diariamente, en Dénia, en Pedreguer o en otros pueblos de la Marina Alta. Asegura que si no fuera por eso no podría vivir. Nos recibe en una cafetería dispuesto a contarnos su experiencia con este deporte a lo largo de su vida, y en especial en los últimos años.

Pregunta: ¿Cuanto tiempo llevas con el tai chi?

Respuesta: Bueno, yo empecé hace 16 años y ahora voy a cumplir 42, así que cuenta [ríe]. Yo comencé con el tai chi y luego a los dos o tres años lo combine con el kung fu o wushu, y desde entonces sin parar. Realmente, el origen fue el tai chi pero ahora ya practico las dos disciplinas.

P: ¿Entonces has practicado otras artes marciales?

R: Si, bueno,  en realidad es que el wushu significa artes marciales chinas y engloba varias artes marciales. Por un lado están las artes internas y por otro las externas. Las internas entre las que está el tai chi a parte de otros muchos estilos y las externas son el shaolin, estilos de imitacion, y otras muchas modalidades. Yo estuve dos años trabajando solo tai chi cuando empecé y luego en Madrid conocí a un maestro que también hacia la parte externa y comencé a combinar lo interno y lo externo y, como decía, desde ahí sin parar. Ahora doy clases. Las de tai chi suelen ir dirigidas a gente más mayor y el wushu lo enfocamos más a los chavales jóvenes.

P: Explícanos un poroc que es el tai chi y sus distintas modalidades.

R: Bueno, vayamos por partes. El tai chi chuan es una disciplina en la que todos los movimientos que haces, a parte de aportarte cosas a nivel terapéutico, de estiramiento y de mejora de la respiración, tambien se basa en técnicas de defensa y ataque. Esto es contrario a lo que la gente piensa. Muchos creen que es simplemente como un baile pero están muy equivocados. realmente son técnicas que las haces y las practicas muy lentas pero que luego, a la hora de actuar, son muy rapidas.

La base del tai chi es la parte terapéutica, por supuesto, pero no podemos dejar de lado la base marcial que también aporta. Los maestros de tai chi son muy rapidos pero siempre se practica muy lentamente, combinando la respiración con los movimientos. Hasta ahora hemos estado hablando de la parte interna. En el nivel externo, por contra, se da más prioridad al fisico, movimientos, saltos, piruetas, etc. Luego, por otra parte, tanto en el wushu interno como externo tienes todas las armas. En el tai chi las trabajas más lentamente y en la externa más rapido.

A su vez, dentro del tai chi hay cinco estilos o famílias y nosotros trabajamos la chen. Esta es la modalidad más antigua y a la vez más marcial, donde los movimientos son más fuertes. Y ya dentro del estilo chen tienes lo que comentábamos de las armas. En primer lugar está la mano vacía, y luego están todas las armas que son espada, lanza, palo, etc. Es por ello que en las competiciones hay muchos participantes, pero no son todos contra todos ya que cada uno compite en un estilo determinado y con un arma determinada.

13612293_1047173842038534_6385714620366177134_n

P: ¿Por qué empezaste con este deporte?

R: La verdad es que era algo que siempre me había llamado. Siempre veía pelis y tras probar muchos deportes, como el fútbol, rugby, un día finalmente me decidí por probarlo. Entonces conocí a Pepe (Arlandis) que pasó a ser mi maestro. Una vez que empecé ya nadie me sacó de ahí [ríe]. Al principio combiné tai chi y rugby pero al final acabé dejandolo todo y me enfoque solo a esto.

P: ¿Que sientes al practicarlo??

R: La sensación es sentir como todo el cuerpo está en harmonía, es un trabajo de mucha coordinación. Sientes que las piezas por dentro se van encajando. En el wushu externo sientes otras cosas. Sientres los movimients rápidos y es muy diferente.

P: Explícanos como se práctica. ¿Qué son las formas? ¿En que se basan las competiciones?

R: Una forma es una rutina de movimientos. Las formas son las estructuras y se dividen en varios movimientos. Hay formas de 18, que es la más básica y luego va subiendo el número de movimientos. Son movimientos encadenados y las tienes que hacer en un tiempo determinado. A más movimientos más tiempo para hacerlos. En las clases que hago, por ejemplo, hacemos formas enfocadas al trabajo de todo el cuerpo. En concreto en ese ámbito les explico chi kung que es más antiguo que el tai chi (data del 450 AC) y es un sistema en el que trabajas meridianos y puntos de acupuntura. Este es solo terapéutico sin nada marcial.Yo enseño eso para que el tai chi sea bueno y luego ya, al final de las clases, se hacen las formas. Siempre empezamos con formas de 18 y una vez los alumnos se conocen esas se meten armas armas y se hacen formas más largas y dificiles. Las formas básicas siempre tienen los mismos movimientos.

Luego, por otro lado, también hay formas libres y esas son las que se usan en las competiciones. Son formas tuyas, propias, con movimientos tuyos que tu realizas y practicas para poner a prueba en la competición. Así que las competiciones se basan en eso.

432347_1922908530535_1265504582_n

P: Cuéntanos un poco sobre el Campeonato del Mundo. ¿Que paso? ¿Cómo fue? ¿Cómo y por qué llegaste ahí?

R:  Bueno, el mundial se hace cada dos años. En este caso, como sabes, fue en el 2014. Todo empezó en el año 2012 cuando conocí a Juanjo Estrella, amigo y maestro de Guadalajara que ya había participado en tres mundiales. Lo conocí en el Campeonato de España y estuvo hablando conmigo tiempo después. Fue él quien me propuso el ir al mundial. Lo hizo porqué había visto mis formas y como lo hacía y decidió proponermelo. La verdad es que estuve un año dudando pero al final, en el 2013, me eché alante. Me lancé porque tenía ganas de vivir la experiencia, porque en España ya había competido y quería tener otro objetivo más allá.

Yo me fui allí (Taiwan) sin ninguna expectativa. Llegas allí sabiendo como son esos mundiales y la cantidad de gente y el nivel. Tu te lo planteas de otro modo. Vas a disfrutar del evento y no a buscar medallas. Pero yo no quería ir para nada, quería demostrar, al menos que mi nivel era alto. Así que preparé unas formas bastante complciadas. Quería que se apreciara bien la dificultad y el nivel.

A la hora de competir, lo hice sin presión, para disfrutar. Bueno y salió mi interior [ríe]. La verdad es que el final de la história no me lo esperaba para nada. De hecho, acabé la forma y cuando me dijeron que había quedado primero me quedé en shock, diciendo pero ¿que ha pasado aquí? Tardé una semana en asimilarlo [ríe]. Además, tenía en la final a uno de Hong Kong que había arrasado en armas y era muy  bueno y justo me tocó salir con él. Tengo mucho que agradecerle a mi amigo Juan. Él me dijo que me olvidara e hiciera lo mío y eso hice. Gané por muy pocas décimas. Él quedó segundo.

Fue una sensación de algo que no esperas y te cae de repente. Salió todo perfecto en cuanto al tiempo porqué se trabaja con tiempo. Las formas las tienes que hacer en un tiempo determinado. Si te pasas o te quedas corto te quitan puntos. En mi caso, mi forma era de cuatro minutos y los clavé.

Es una experiencia única. Compites delante de tanta gente que te quedas con la boca abierta al verlo. Aquí eso no ocurre. La verdad es que tras tanto competir en España, en mi caso, había perdido la motivación proqué siempre eran los mismos sitios, con la misma gente, las mismas caras. Yo vi que necesitaba algo de motivación para seguir compitiendo. Además, a mi nadie me paga nada. Aunque quede primero yo lo tengo que poner todo de mi bolsillo. Solo me dan la medalla. Ese salto de ir al mundial era necesario para mi. Necesitaba verlo, vivilo, motivarme. Ver a 800 personas practicando tai chi a la vez me subió mucho la moral. Al verlo me di cuenta de que aquello es la vida de much personas en Asia. Aquí te tachan de deporte minoritario y con desprecio pero allí, desde que son niños ,trabajan esto, compiten semanalmente, hay miles de clubes, y eso fue la motivación extra que necesitaba para seguir compitiendo e ir al mundial.

P: Para el futuro, ¿que perspectivas tienes en cuanto a competir?

R: Después del mundial vine a España, hice un par de competiciones más y todo volvió a lo mismo. Además, otro problema que veo aquí es que los jueces no son objetivos. Siempre tiran hacia su casa y, por otro lado, muchos no entienden mi forma de hacer tai chi. Mi estilo es muy parecido al que se hace en china, con más saltos, y no tan lento y suave como aquí. Entonces no entienden mi manera y eso hace que en las competiciones de aquí no gane.

Decidí que se acabaron las competiciones. Me dije a mi mismo que ya había llegado a lo máximo, me habían juzgado los mejores jueces del mundo, internacionales. Si esos jueces me vieron como Campeón del Mundo, no es entendible que los jueces de aquí te digan cosas que no tienen sentido. Eso ya me acabó de desmotivar para competir aquí. Ahora me he centrado aquí en mis clases. Tengo clases con  jovenes y con mayores. Quiero formar a la gente para competir, y eso también me lleva fuera de Dénia y de la Marina Alta. Por ejemplo me fui a Guadalajara a formar monitores. Así que me olvido de la competición y me centro en la formación. Porqué, además, es mucho dinero.

Nunca digo que no volveré a la competición pero solo me centro en el presente. Pero debes de ser realista. Como deporte el tai chi no te da para vivir. Ni a mi ni a nadie. En Asia sí, pero aquí es muy difícil. Aquí me encuentro con la paradoja de que tengo muchos alumnos extranjeros y no entienden que sea Campeón del Mundo y mi caché no haya subido. A la gente de aquí le da lo mismo. De hecho, yo no puedo ni subir el precio de las clases porqué sino la gente se va a ir a otro más barato por mucho que yo sea el Campeón del Mundo. Lo que realmente a mi me da para vivir son las clases y hacer cursos. Así que las tengo que mantener. Porqué además no tenemos ni apoyo ni subvenciones por parte de las administraciones, ni aún ganando un mundial. Bueno y, no te creas que se vive de lujo, se sobrevivie [ríe].

Con lo que me quedo es con que hago lo que me gusta y trabajo de lo que me divierte. Y ahora pues me lo estoy trabajando yo para darme a conocer con las redes sociales y tal. Esta claro que cuando ganas un mundial apareces en todos los medios de comunicación. Pero sales durante una semana. Todo el mundo habla de ti pero pasa ese tiempo y todos se olvidan. Pasas de ser la leche a ser el maestro de tai chi que da clases en la playa. Así que es importante para mí darme a conocer en las redes.

1935503_168946883465193_6899901048779926989_n

P: ¿Que les dirías a los jovenes para que practicaran este deporte?

R: No se los diría a los chavales, se lo diría a sus padres. Los niños no son los culpables, son los padres. Los padres quieren que sus hijos jueguen al fútbol. Yo he tenido niños que les encataba, que querían hacer tai chi pero me decían, “esque mis padres quieren que juege al fútbol”. Hay muchos niños que quieren otra cosa que no sea lo de siempre y vienen a talleres y exhibiciones y les encantan pero luego no vuelven. En definitiva, se lo diría a los padres. para que sus hijos prueben cosas nuevas, porqué además, el tai chi les aporta coordinación, les aporta el conocimiento sobre su cuerpo, les aporta enseñarse a respirar bien, les enseña a meditar, les da elasticidad y flexibilidad. Eso son un montón de beneficios para su crecimiento, porqué cuando van creciendo crecen incluso más sanos y eso sumado a la defensa personal. Son cosas que los otros deportes no te lo dan. Hay que hacerselo a entender a los padres, que no solo existe fútbol y baloncesto. Hay que cambiar la mentalidad.

P: ¿Qué tipo de cursos haces?

R: Por una parte está la Escuela y por otra la Asociación de Tai Chi, que la fundó Pepe (Arlandis), que organiza exhibiciones y que organiza cursos en que colaboran los Ayuntamientos a lo largo de toda la Marina Alta (Pedreguer, Moraira…) que son más para adultos. La Escuela Municipal, en Dénia es de la Concejalía de Deportes y de aquí sale lo que sería la cantera. Está, por otra parte, el Club de tai chi. Los que compiten están dentro de este, porqué para competir tienes que estar federado.

12359958_162226860803862_2382168659844882193_n

Mikelo se ha centrado ahora en dar clases y formar competidores

P: Visto los problemas que hay con las instituciones, de la falta de apoyo, y demás, ¿que les pedirias a las administraciones púbicas?

R: Como ya he comentado antes, el problema es el apoyo. Dentro de las mismas escuelas municipales hay escuelas pequeñas, entre las que nos incluimos, que no tenemos el apoyo que tienen las grandes como el fútbol. A parte, todo el tema de competiciones está olvidado y no hay prácticamente ayuda. Nos lo tenemos que pagar todo nosotros, los padres ponen coche, gasolina, todo… No hay subvenciones, y eso pese a que vamos siempre en nombre de Dénia y promocionamos la ciudad. Es claro que necesitamos más. También, por supuesto, para comprar material: trajes, armas, etc. El no tener nada hace que al final la gente se acabe perdiendo porqué los padres se cansan de pagar. En realidad no pedimos tanto, solo lo mismo que lo que tienen otras escuelas o deportes.

Es paradójico porqué yo he estado en Taiwan con camisetas de Dénia y no se me ha dado nada, ni se me ha pagado nada. Aún hoy no entiendo que se hagan reconocimientos y se de dinero a gente que son campeones provinciales, que está muy bien, pero a mi que soy Campeón del Mundo no se me ha hecho ni un solo reconocimiento en el Ayuntamiento de mi pueblo. Pese a representar a Dénia en un mundial. Que quede claro que eso a mi no me importa. Pero me choca que otros sí que lo tienen y yo no recibo nada.

Las administraciones deberían abrir la mente y los ojos. Hay mucha gente que ha salido de aquí buscando otros sitios para intentar ganar algo más. A mi me choca que me reconozcan mi merito en Pedreguer y no en Denia que es mi pueblo. Son cosas que se tienen que mejorar desde las administraciones, no solo de esta ciudad, sino de muchas. Sino solo te queda buscarte la vida en otros sitios fuera.

 29149_1122367237503_8163902_n

Contenido patrocinado

Pin It on Pinterest

Share This
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.