Visauto Mercedes Dénia Benissa Xàbia Jávea coches
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Lunes, 7 noviembre, 2016

Paco Roselló: «El Ayuntamiento de Dénia mejora, pero seguirá sin poder pagar grandes obras hasta la próxima legislatura»

ENTREVISTA. Concejal de Hacienda

«Cuando empezamos a gobernar estábamos fuera de la ley en cuestiones como el pago a proveedores y había facturas que se pasaban tres semanas guardadas en un departamento»

«Hemos reducido gastos en el ayuntamiento por unos 350.000 euros, como prometía nuestro programa electoral»

«No hay a la vista ninguna actividad económica que permita al ayuntamiento recuperar los ingresos que había durante la época del auge de la construcción»

fullsizerender

Paco Roselló durante la entrevista.

No es de los que acostumbran a disfrazar la realidad con palabras huecas o frases largas. Es decir, que reconoce que la situación financiera municipal sigue siendo muy complicada y que hay números rojos para rato. Eso sí, el concejal de Hacienda de Dénia, el socialista Paco Roselló, asegura que las cifras económicas van mejorando y que el ayuntamiento va cumpliendo con bancos y proveedores sin recortar prestaciones sociales. Incluso, esgrime, mejorándolas.

También sostiene Roselló que el gobierno local al que pertenece y del que es una piedra angular –no en balde es el que tiene la llave del dinero– va cumpliendo con sus compromisos. Es más, en un tablón de su despacho ubicado en la última planta del consistorio tiene desplegado un folleto electoral del PSPV, donde va señalando en rotulador rojo aquellas promesas que ya se han cumplido. Y ya tiene bastantes subrayadas de ese color.

–Verano de 2015. Entran a gobernar. ¿En qué situación se encontraron el ayuntamiento?

–Era una situación difícil. Entonces debíamos 5 millones a los proveedores, a los que se tardaba en pagar una media de 40 días. O sea, estábamos fuera de la ley. Y la deuda con los bancos era de 30 millones.

–Y, ¿cómo están esas cifras ahora?

–Hemos reducido esa morosidad a los proveedores por debajo de los treinta días que marca la ley, en concreto a 28 y además hemos reducido nuestra deuda con ellos a la mitad, a 2,5 millones. Y en cuando a las obligaciones con los bancos, también estamos bajando: cerraremos el año con unos 27 millones de deuda.

–Aún así, gobernar con esa losa de 27 millones debe ser complicado, ¿no?

–Muy complicado.

–¿Qué medidas están aplicando?

–Estamos agilizando la administración desde el primer día: antes, había facturas que permanecían en un departamento tres semanas hasta recibir el visto bueno y ahora sólo están una semana o diez días como mucho. Hemos mejorado también a nivel de Tesorería y ha sido importante la incorporación de la firma electrónica. Y se han eliminado gastos.

–¿Cuáles?

–En reducción de alquileres hemos ahorrado unos 80.000 euros anuales, en gastos corrientes unos 150.000, otros cien mil en personal eventual, no se cobra en las comisiones informativas, ha habido una reducción de un 10% de los gastos de teléfono y de correos, exigimos que cada departamento justifique sus gastos… Estas medidas estaban en nuestro programa electoral. Y ahora estudiamos como podemos disminuir la deuda bancaria buscando fórmulas para la refinanciación. Esperamos que este año baje la partida de intereses a través de operaciones crédito, que ahora está en un millón de euros anuales.

«Vamos a mejorar las inspecciones para que todos los inmuebles tributen lo que les corresponde y pelearnos por todas las subvenciones»

–Con la crisis de la construcción, las cifras de recaudación para los ayuntamientos cayeron en picado tanto en Dénia como en muchas otras poblaciones turísticas. ¿Ha habido alguna recuperación en ese sector o en alguna otra actividad económica que permita a medio plazo al ayuntamiento mejorar los ingresos?

–No, no la hay. El dinero que ingresamos es el que es y a corto plazo no se vislumbra un aumento. Es verdad que la revisión catastral realizada en su momento sí supuso un aumento de la recaudación pero ya está. No hay una actividad económica ahora mismo que te permita decir, de aquí podemos tirar. Es más, de cara a 2017, el hecho de que 5.000 propiedades que hasta ahora se consideraban urbanas en Dénia vayan a pasar a ser rústicas supondrá un descenso en los ingresos. Y ha sido una medida justa, porque hacían tributar como urbanos terrenos que nunca iban a gozar de ese privilegio.

–¿Entonces? 

–Lo que habrá que hacer es trabajar más en la cuestión de la inspección para que todos los inmuebles tributen lo que les corresponde. Y poco más podemos hacer. Y claro, hay otra cuestión más política: pelearse para lograr las máximas subvenciones de las administraciones supramunicipales.

–Los vecinos de Dénia padecen una fuerte presión fiscal. Esta ciudad tiene uno de los tipos más altos de IBI en la provincia de Alicante. 

–Sí que es cierto que tenemos el 1% del IBI cuando el máximo es el 1,10. Es de lo más elevados pero también hay que tener en cuenta que tenemos una ponencia de valores que es del año 89.

–Ya, pero el vecino se queja porque paga muchos impuestos para los servicios que recibe. ¿Es esta una consecuencia de la mala situación financiera del ayuntamiento?

–Claro, el nivel del endeudamiento es el que es. Si no tuviéramos que pagar al año un millón de euros de intereses anual, ni 1,5 millones por sentencias, ni amortizar 3,5 millones de euros otro gallo cantaría. Pero cada año tenemos que hacer frente a esos 6 millones de euros. Y aún así no se han recortado prestaciones en educación o bienestar social, se han mejorado las ayudas sociales a la hora de hacer frente al pago del IBI o de la basura, o en becas de comedor y libros de texto. Y se está trabajando por el futuro económico de la población con medidas como la creación de la mesa de empleo.

–¿Cuándo podrá decirle el Ayuntamiento de Dénia a sus vecinos, ya podemos realizar inversiones de verdad sin esperar al Plan Confianza ni a otras ayudas supramunicipales, tal y como se hacía en décadas pasadas?

–Lo veo difícil. En esta legislatura yo diría que imposible. Salvo que sea algo muy urgente y necesario lo que no vamos a hacer es incrementar los préstamos aunque eso no sea rentable electoralmente. Ya tenemos una deuda con los bancos de 27 millones. Así que hasta mediados de la legislatura que viene, el gobierno que esté entonces no podrá realizar inversiones en grandes obras. Sea el que sea.

«Los presupuestos participativos ascenderán a unos cien mil euros»

–¿Cómo están los presupuestos municipales de 2017?

–Estamos trabajando para que a final de mes podamos mostrárselos al equipo de gobierno. Todos los departamentos ya han comunicado sus necesidades y ahora estamos ajustando.

–¿Subirán, bajarán, será continuistas?

–Serán continuistas. No ha pasado ningún acontecimiento especial que nos obligue a realizar una gran modificación.

–En la Marina Alta varias poblaciones han iniciado ya los presupuestos participativos. Y además, de todos los colores políticos: Xàbia del PSOE, Pedreguer de Compromís, Teulada del PP… ¿Para cuándo en Dénia?

–Para estos mismos presupuestos. Se hará este mismo mes. Los vecinos podrán decidir sobre unos cien mil euros. Lo llevaremos al Consell de Participación. Es una cantidad pequeña pero es a la que podemos llegar. Vamos a apostar por este tipo de gestión abierta a la ciudadanía. De hecho, otro de los compromisos electorales del PSOE que ya se han cumplido era el de crear consejos de participación en las diferentes concejalías.

–Antes, ya ha aludido a algunos de los compromisos que el PSOE llevaba en el programa electoral y que ya se han cumplido. ¿Ha habido más?

Sí. La publicación de la auditoría que en su día encargó el PP cuando llegó al poder, la publicación de todos los bienes de los ediles, permitir a la ciudadanía que intervenga en los plenos, creación de los concejales de barrio, publicitar los acuerdos de gobierno o ajustar en un 10% los gastos de las retribuciones de los ediles.

Deja tu comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Te puede interesar...

Pin It on Pinterest

Share This
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.