LA MARINA PLAZA

ASESORÍA 3.0 DENIA ASESORÍA LOW COST
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Miércoles, 2 Noviembre, 2016

Dos médicos de primer nivel abandonan el Hospital de Dénia tras los últimos recortes

  • Los doctores José Manuel Colio y Luis Cambra, referentes nacionales en sus especialidades, dejan el centro después de años de trabajo en la comarca
  • Decepción entre los sindicatos por la falta de fondos en los presupuestos de la Generalitat para la reversión de la sanidad comarcal

El exilio de profesionales en el Hospital de Dénia se agrava. El último recorte en las prestaciones de la plantilla por parte de Marina Salud, contenido en la modificación sustancial de empleo, está provocando una grave factura en la calidad asistencial del centro, que acaba de perder a dos de sus médicos de primer nivel que durante años habían realizado una aportación impagable a la sanidad de la Marina Alta. Se trata de José Manuel Colio Pérez, jefe de servicio y con una trayectoria de 25 años en la comarca, y de Luis Cambra Gembero, que llevaba 15. De hecho, el pasado viernes tuvo lugar la despedida de ambos en una emotiva cena a la que acudieron más de 60 compañeros.

Para entender lo irremplazable de su marcha, hay que tener en cuenta que ambos médicos son referentes nacionales en sus respectivas especialidades. Jose Manuel Colio es especialista en Otorrinolaringología y Patología Cérvicofacial y fue uno de los pioneros en la utilización de la Fibroendoscopia en ORL en España e introductor de la Cirugía con Radiofrecuencia a través de fibroendoscopia para lesiones de laringe. Asimismo, posee amplia experiencia en cirugía de cuello, glándulas salivales y tiroides.

Por su parte, Luis Cambra vino de Navarra hace tres lustros y es considerado como uno de los especialistas en oído más importantes del país. Ahora, regresará a su comunidad autónoma natal.

El problema para el Hospital de Dénia ya no es sólo perder profesionales de primera fila y con una descomunal experiencia, sino las graves dificultades en sustituirlos. El departamento está sufriendo altísimas rotaciones de profesionales durante los últimos tiempos. No en balde, otros cuatro médicos habrían anunciado también su voluntad de buscarse otras latitudes laborales.

Decepción sindical

Todo ello, mientras continúa sin concretarse la compra por parte de la Generalitat de las acciones de Marina Salud que permitirían el rescate de la sanidad comarcal. De hecho, los presupuestos autonómicos de 2017 no contemplan fondos para esta adquisición ya que según el conseller de Hacienda, Vicent Soler, es una «operación muy onerosa que requiere de un plan financiero de futuro».

Esta postura ha provocado un profundo desencanto entre los sindicatos en un momento en el que toda el área sigue atravesando una situación difícil. Fuentes del Simap creen que la Generalitat «está dando largas y transmitiendo un mensaje de que la operación sale muy cara y necesitaría financiación».

Con las cuentas que acaba de presentar el Consell, la operación de compra de Marina Salud sólo podría tener lugar «si hay remanente económico o se consigue pasar presupuesto de una partida a otra (ambas alternativas muy improbables), con lo que esa adquisición estaría hoy mas lejos que ayer». Las mismas fuentes agregaron que «todo parece indicar que la reversión de Denia no saldrá gratis o a buen precio, y que no hay dinero para rescatarla».

Colapsos en el hospital por la falta de personal

El número de trabajadores de un hospital es directamente proporcional a sus niveles de colapso. No hay truco que valga. De ahí que los recortes y la marcha de profesionales tenga, en el caso de la red sanitaria de Dénia, su reflejo. Un buen ejemplo es el que se daba este martes, día festivo, en el hospital de Dénia.

cua-hospitalEl interior del complejo de Beniadlà tenía un aspecto casi fantasmagórico, excepto en un punto: el mostrador principal en el hall de entrada. Allí, las personas que por disitintos motivos habían tenido que acudir al hospital o permanecían allí se agolpaban guardando cola a la espera de ser atendidos por un único trabajador que hacía lo que podía para atenderlos. El caso es que todos los mostradores del hospital permanecían cerrados, de manera que se derivaban hasta el principal todo tipo de trámites. En la cola, varias personas aguardaban para que les dieran cita con algún especialista; otros, habían acudido a recibir el alta hospitalaria; otros preguntaban si era allí donde podían pedir información. Allí, era, no había otro sitio.

Poco a poco, con paciencia infinita, el único trabajador que había al otro lado del mostrador fue atendiéndolos a todos. Pero eso no evitó, sin embargo, las continuas quejas de quienes esperaban para tramitar un simple trámite o consulta.

Mostrando 2 Comentarios
Danos tu opinión
  1. Para abrir de nuevo canal 9 que era un pozo sin fondo, si que hay pelas ,pero para esta comarca que es territorio bananero en un montón de cosas y principalmente el hospital de Kenia, para eso na de na .Mucho prometer para conseguir fotos pero luego una buena pedorreta

  2. Como quereis que en dos años se puedan arreglar los desaguisados que han dejado los peperos con las arcas vacías se van a necesitar 50 y seguir votandoles que no impota que presumiblemente se lo han llevado crudo

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.