LA MARINA PLAZA

Bodegas Xaló vinos vins 2017
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Jueves, 15 Septiembre, 2016

Unos 40 trabajadores del hospital piden irse y el comité de empresa denuncia presiones de Marina Salud para evitarlo

  • El órgano de representación de la plantilla exige la dimisión de los consejos de administración y dirección de la concesionaria, a la que acusa de negarse a cumplir el acuerdo firmado hace un mes para modificar las condiciones laborales

Justo un mes después de la firma del acuerdo de Modificación Sustancial de las Condiciones de Trabajo (MSCT) firmado entre casi todos los sindicatos del departamento comarcal de salud de la Marina Alta y su concesionaria, Marina Salud, cualquier atisbo de entendimiento entre empresa y trabajadores es pura coincidencia. Ya entonces los sindicatos firmaron tapándose la nariz y advirtiendo de que era un mal acuerdo, que implicaba rebajas importantes en las condiciones laborales, pero era menos malo que la alternativa: que Marina Salud aplicara de forma unilateral recortes aún más drásticos, acogiéndose a su situación económica. El caso es que en este mes transcurrido ha ido en aumento el malestar entre los sindicatos por la actitud de la empresa. Aseguran que está amenazando a los trabajadores que, de acuerdo con lo que establece la ley, han solicitado la rescisión contractual y la correspondiente indemnización, y que son por el momento unos 40, unos 15 de ellos médicos. El enfrentamiento llegó el martes a su clímax, con una reunión entre el comité de empresa y Marina Salud que fuentes sindicales tildan de “intempestiva”, y que ha llevado a los representantes de los trabajadores a consensuar un escrito en el que denuncian las presiones a que se está sometiendo a quienes han pedido la rescisión y exigen la dimisión en bloque del consejo de administración y del consejo de dirección.

Una asamblea de trabajadores de Marina Salud durante la negociación de la MSCT.

Una asamblea de trabajadores de Marina Salud durante la negociación de la MSCT.

En esa carta del comité de empresa, firmada por su presidente, Miguel Burguera, y remitida al gerente de la concesionaria, Ángel Giménez, el órgano de representación de los trabajadores dice haber recibido “varias protestas por los términos en que se están produciendo las reuniones entre la dirección y los trabajadores que han solicitado el cese de su relación laboral en Marina Salud” al no quererse acoger a la MSCT pactada. En concreto, “en dichas reuniones se ha llegado a cuestionar que la MSCT de los Objetivos produzca perjuicios económicos y que cada uno de ellos deberá demostrar, por separado, que la modificación le produce pérdidas económicas para que se resuelva su contrato”. Con ese argumento, la empresa ha denegado las 40 peticiones de salida. Y les ha “amenazado”, añade el comité, con que a pesar de haber notificado su marcha, si faltan tres días al puesto de trabajo se les abrirá un expediente por abandono del mismo.

Para los sindicatos resulta una obviedad que la MSCT genera pérdidas económicas a los trabajadores, por cuanto supone una rebaja de sus condiciones laborales. Por tanto, denuncian que lo que pretende Marina Salud no es otra cosa que forzar a esos trabajadores a acudir a los tribunales, con lo que la mercantil ganaría tiempo y no se encontraría de golpe con todas las bajas en la plantilla.

Además, el comité de empresa refuerza este argumento sustentándolo en jurisprudencia. Cita una sentencia del Juzgado de los Social número 1 de Benidorm, de abril de este mismo año, que resuelve un conflicto colectivo similar planteado por uno de los sindicatos representados en el departamento de salud de la comarca.

Por otra parte, para corroborar que la MSCT rebaja las percepciones de los trabajadores sólo hay que recordar cómo fue el proceso que llevó hasta su firma por parte de todos los sindicatos a excepción de Intersindical. Inicialmente, Marina Salud proponía vincular a objetivos el 100% de los incentivos a los trabajadores, lo que tenía un impacto económico de 2.748.650,67 euros. Finalmente, con el acuerdo alcanzado se redujo esa vinculación al 50%, con lo que Marina Salud se podría ahorrar 1,37 millones en pagos de incentivos a la plantilla.

Ahora, sin embargo, la concesionaria pide a los trabajadores que han pedido la rescisión que demuestren que tienen un perjuicio económico con las nuevas condiciones. Y lo está haciendo, señalan fuentes del comité de empresa, “de mala fe”. Citando a esos trabajadores a entrevistas personales al objeto de “obstaculizar” su salida y el correspondiente cobro de la indemnización de 20 días de salario por año de servicio que establece la ley. En su carta al gerente, el comité asegura incluso que “se ha llegado a ofrecer otros tipos de rescisión de contrato, distintas a la de la modificación sustancial, cuyas indemnizaciones son menos beneficiosas para los intereses de los trabajadores, ya que no comportan derecho al desempleo, ni exención de pago de IRPF, etc”.

El hospital de Dénia.

El hospital de Dénia.

En este sentido, el comité de empresa recuerda que la MSCT finalizó con acuerdo respaldado en asamblea por una mayoría de los trabajadores, por lo que “la actitud de Marina Salud podría estar vulnerando el principio de buena fe negociadora y el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores, que indica que “si el trabajador resultase perjudicado por la modificación sustancial tendrá derecho a rescindir su contrato y percibir una indemnización de 20 días de salario por año de servicio prorrateándose por meses los períodos inferiores a un año y con un máximo de nueve meses”. Por tanto, concluye que resulta “improcedente y fuera de lugar toda actuación de la empresa encaminada a obstaculizar el cobro de la indemnización o la salida del trabajador que se siente perjudicado, teniendo en cuenta que nos encontramos ante un proceso negociador que se cierra con acuerdo amistoso”.

Mensaje a la Conselleria de Sanidad

El malestar entre los sindicatos es enorme por esta cuestión, según ha podido comprobar estos días La Marina Plaza en varias fuentes de los representantes de los trabajadores, y viene motivado principalmente por la actitud adoptada por Marina Salud. Ahora bien, desde el comité de empresa lanzaban también este jueves un mensaje dirigido a la Conselleria de Sanidad. Su presidente, Miguel Burguera, lamentaba que hace justo un año el comité pidió a Sanidad que retirará a Marina Salud la gestión y le advirtió que, de lo contrario, los trabajadores del departamento iban a salir perjudicados. Textualmente, que “vendrían a por los trabajadores”.

La realidad es que, señala Burguera, efectivamente, “un año después los trabajadores están mucho peor”, y ese es motivo suficiente para exigir la dimisión en bloque de los consejos de administración y dirección de la empresa y poner de manifiesto que “en la conselleria estaban avisados”.

Mostrando 4 Comentarios
Danos tu opinión
  1. Pepa Pi dice:

    Donde están los políticos del cambio y padres de los trabajadores??? Que cambios han hecho en el departamento 13? Yo sé lo digo : NINGUNO

  2. Fuera de una p…. vez esta m…. de concesionaria ya me quedo yo con la concesión , porque hacer negocio con clientes asegurados y exprimiendo trabajadores eso es un chollo. Que asco de Conselleria, de empresa y de la vulneración de derechos que tenemos los trabajadores actualmente, gobierne quien gobierne.

  3. ANONIMO dice:

    Realment qui te la culpa la empresa o al sindicat q no estaba firmat y als treballadors amb al cul al aire

    • Miguel dice:

      Los trabajadores somos nosotros, y no dejamos a nadie con el culo al aire, simplemente porque la empresa no cumpla lo que ha firmado. La MSCT se firma después de una negociación durísima, para que las condiciones no fueran peores. La reforma laboral obliga a negociar con las manos atadas.

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.