LA MARINA PLAZA

Mezquida Denia plagas mosquitos ingeniería
VOLEM EL TREN

Y queríamos que llegara el Alvia a Dénia…

Editorial. Soñábamos con una comarca moderna y amable con un transporte público que cuidara de sus vecinos y turistas. Y lo que tenemos es nada: una miseria. Hay quienes a veces pierden un tren. La Marina Alta ya ha perdido dos. Y habría que recordar que los territorios que quedan aislados acaban muy mal

0. tram

29 de julio de 2016: la estación del TRAM en Dénia vacía.

Durante la tarde del pasado 28 de julio circuló el último tren entre Calp y Dénia. No volverá a hacerlo durante mucho tiempo: un año, dos, incluso más. Algunos han comparado esa fecha con otra muy famosa, la del 10 de febrero de 1974, cuando transitó el último ferrocarril que desde el siglo XIX había unido Dénia con Carxaixent, Gandia, Valencia y el resto del mundo. También se dijo entonces que aquella clausura era momentánea y ya han pasado 42 años. Esta debe ser la única comarca del mundo que no sólo ha perdido un tren. Ha perdido, de momento, dos.

Para entender porqué el cierre provisional del TRAM, del centenario trenet. es la noticia más importante en lo que va de legislatura es necesario abrir una reflexión en torno a lo que hemos anhelado durante los últimos veinte, treinta años, y lo que tenemos ahora.

¿Qué anhelábamos?

El alcalde de Dénia entre 1999 y 2003, el popular Miguel Ferrer Marsal, dijo un buen día que el proyecto del Tren de la Costa, que entonces se creía inminente, contemplaría a la ciudad la llegada del Alvia. Aquello sí que fue un titular. Con lo del Alvia, que entonces sonaba muy moderno, Ferrer Marsal le ponía símbolo al anhelo histórico de toda una comarca de contar no sólo con un tren de vía ancha, sino con un tren moderno, competitivo, de alta velocidad, que conectara esta geografía en un tiempo razonable con grandes capitales.

Anhelábamos eso. Y también que aquella futura estación estuviera conectada con el resto de poblaciones de la Marina a través de lanzaderas rápidas, autobuses con buena frecuencia de paso, incluso tranvías (cuántos partidos prometieron una línea de tranvías por la costa de Les Marines, Els Poblets, las playas a las que acuden la gente de Pedreguer, de Ondara, de El Verger, de Pego…). Es decir, contar con un verdadero servicio de cercanías que vertebrara toda la comarca, un papel que el trenet (el que se ha cerrado ahora) llevaba años sin cumplir.

Ay. Anhelábamos entrar en la modernidad. Y que ésta fuera una comarca amable con sus vecinos y turistas. Porque el transporte público es eso. Es cuidar de las personas que necesitan viajar para trabajar, ver a su gente o descansar.

Y, ¿qué tenemos?

Nada. Cero. Conjunto vacío. Miseria.

Hoy el Alvia ya parece un ferrocarril trasnochado, el proyecto sigue en vía muerta y Ferrer Marsal hace mucho tiempo que dejó la política. Mientras no se sabe nada del futuro tren (y a este paso no se sabrá en mucho tiempo: Fomento ya se ha buscado la excusa perfecta para volver a retrasarlo con esa barbaridad de que no es rentable), resulta que ahora nos hemos quedado sin el único que teníamos después de que el mismo llevara años y años languideciendo, lento, impuntual e incómodo: tardaba más de tres horas en recorrer los cien kilómetros que separan Dénia de Alicante.

De hecho algunos usuarios del TRAM (a veces hay que ser usuario para poder opinar de estas cosas) están contentos de que haya sido sustituido por un autobús más rápido, más cómodo y que al menos tiene aire acondicionado. Con eso queda todo dicho.

Y, ¿ahora?

Tan pésima situación ferroviaria habla muy mal de mucha gente. Por supuesto de todos los gestores políticos que a lo largo de los últimos años han ocupado tanto la Moncloa como la Generalitat. Pero no se trata sólo de culpar a Madrid o a Valencia.

En algo también se habrán equivocado los gestores no sólo políticos sino empresariales y sociales de la Marina Alta a la hora de reclamar la conexión. Es increíble que una geografía que tiene algunos de los destinos turísticos más espectaculares del Mediterráneo posea tan poco peso en todas partes a la hora de atraer inversiones.

Por eso, de cara al futuro hay que espabilarse. Mucho y deprisa. Los partidos han de olvidarse de una vez de utilizar el tren como arma arrojadiza. Han de hacer piña. Han de hacerlo todos los municipios a través de la Xarxa d’Alcaldes, que por fortuna ya se ha convocado. Han de reclamar el Tren de la Costa en los despachos pero también en la calle. Han de hacerlo con un único trazado consensuado. Y han de vertebrar en el empeño a toda la sociedad civil, empresarios, sindicatos, profesionales, asociaciones de vecinos, entidades culturales y gente del deporte.

Porque si no, esta comarca corre el riesgo de quedarse eternamente aislada. Y los territorios aislados acaban muy mal. Recuerden si no la Macondo de García Márquez, una ciudad a la que de pronto un día ya no llegó ningún tren. Aquí ya hemos perdido dos. Pues eso.

¿Desde cuándo no era seguro el TRAM? FGV ha decidido cerrar la conexión Dénia-Calp porque no era segura. De acuerdo. Nada que decir. Pero, ¿desde cuándo no lo era? Porque hace ya tiempo, años, que se denunciaba la peligrosidad de este trazado. Es más, la decisión de reducir la velocidad por esta causa no es reciente, como algunos han dicho: fue tomada en 2015. ¿Se ha dejado en los últimos meses viajar a los usuarios en el TRAM sin poder asegurar al cien por cien su seguridad? Es de esperar que la respuesta a tan inquietante pregunta sea negativa. Lo contrario sería tremendo en una comunidad que ya cuenta con terribles antecedentes . Acuérdense del metro de Valencia.

Mostrando 3 Comentarios
Danos tu opinión
  1. Porque nos empeñamos en mantener infraestructuras obsoletas y antieconomicas en marcha?
    Cuanto cuesta el Trám a Alicante al erario público?
    Cuanto tiempo lleva siendo deficitario?
    Cuanto cuestan al erario público el mantener en funcionamiento lineas de autobuses que son deficitarias?
    Porque todo tiene que ser del Papa Estado?
    Porque no se promueve la inversión privada con ayuda y supervision pública?
    Porque no se hace un estudio de la realidad y se reestructura todo el tema de comunicaciones?

    No será políticamente nada de lo expuesto anteriormente no interesa políticamente?

    Pues eso ahí queda eso…..

  2. Els gestors polítics dels últims anys -tant a Madrid com a València- sempre han estat del P.P. Espanyol.

  3. Els gestors polítics dels últims anys -tant as Madrid com a València- sempre han estat del P.P. Espanyol.

Deja tu comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Etiquetas: , , , , , , , ,
Contenido patrocinado

Pin It on Pinterest

La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.