LA MARINA PLAZA

Baleària Dénia
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: jueves, 28 julio, 2016

Pep Gimeno ‘Botifarra’: “En los años noventa, la música en valenciano decayó. Hoy tiene una salud enorme”

Pep Gimeno ‘Botifarra’ es uno de los cantaors tradicionales más reconocidos del País Valencià. Con él, la música popular valenciana ha logrado perdurar en el tiempo, evitando que se perdiera así una célebre tradición para nuestros abuelos y bisabuelos.

Este viernes abrirá la XXV edición del festival Música al Castell de Dénia, en el que presentará A un home que ve del poble ningú fa abaixar la cara, un disco creado conjuntamente con el pianista Pau Chàfer que supone una interesante relectura del folclore valenciano por la combinación de los cantos tradicionales que caracterizan al cantaor de Xàtiva con arreglos afrancesados de piano, guitarra y acordeón, que Pep Botifarra cataloga como «una pasada». La Marina Plaza habla con el artista xativí para que nos cuente un poco más sobre qué nos espera en su concierto.

“A mí me pegó de joven por ir a grabar a los abuelos y creo que fue un acierto, porque gracias a eso no se han perdido tantísimas canciones y tantas contaralles”

“Aunque en La Marina hay mucha gente extranjera, las raíces se tienen claras”

“Cantar las canciones de tu tierra en Madrid o en Francia o donde sea tú no sabes la sensación… Muchas veces me emociono y no puedo cantar. Qué fuerte, si los abuelos levantaran la cabeza y oyeran esto…”

Pau Chàfer & El "Botifarra"

¿Cómo es el trabajo que presentas en Dénia con Pau Chàfer? ¿Qué le espera al público que vaya a veros?

-Lo que les espera es un concierto con temas de música tradicional de nuestra tierra a los que Pau Chàfer ha hecho unos arreglos que son una pasada y en los que destaca el sonido del piano, interpretado por el mismo Chàfer, y la guitarra del músico de Dénia, Miquel Pérez.  Los temas que sonarán son un recopilatorio del folclore de la Costera, de la Vall d’Albaida, de la Ribera… combinados con dichos populares, adivinanzas y todo aquello que se me ocurre.

A un home que ve del poble ningú fa abaixar la cara es un disco que presenta diferencias musicales claras con respecto a tus trabajos anteriores. Explícanos cómo surge la idea.

-Un día, hace cuatro o cinco años, el padre de Pau Chàfer, mi amigo Vicent, me dijo «Pepe, tenemos que hablar con Pau. ¿A ti no te gustaría hacer una cosita con él?». Y le contesté «Hombre, pues no estaría mal”, porque de entrada yo nunca digo no ya que creo que nuestra música puede combinar perfectamente con cualquier otro estilo, como por ejemplo el jazz. De ahí surgió la idea y creo que finalmente se ha quedado un disco muy digno, es muy bonito. Además, el piano le da un aire… muy chulo, de verdad.

-¿Cómo está funcionando el disco y el directo?

-Están funcionando muy bien, estoy muy contento con el directo. El sábado pasado tocamos en l’Eliana, en el patio del Virrey, y estuvo a tope de gente. Y esta semana tocaremos en Dénia y cerca de Segorb.

-Parece que en los últimos años la música de raíz está consiguiendo espacios en los teatros importantes del País Valencià ¿no?

-Sí, ya era hora. He cantado en el Olympia y en el Teatro Principal de València… También en Barcelona, Tarragona, Girona, Ibiza, Trento, Niza Marsella… Estoy muy orgulloso por ello.

-Es un reconocimiento al trabajo que tú y otra gente lleváis muchos años haciendo por la música popular valenciana.

-Claro. Siempre digo que yo no estoy solo, lo que pasa es que llevo casi 40 años. A mí me pegó de joven por ir a grabar a los abuelos y creo que fue un acierto, porque gracias a eso no se han perdido tantísimas canciones y tantas contaralles que conozco gracias a ellos, por supuesto. Yo siempre digo que no quiero que me nombren a mí, quiero que nombren a la Tia Emilieta, al Tio Vicent el Moreno, al Tio Adrià o al Tio Batiste Punxe, ellos son los grandes.


.
-¿Cuál es el estado actual de la música de raíz valenciana en cuanto a músicos y público?

-En estos momentos está fantástica, muy bien. Ya no solo en la música de raíz valenciana, sino que hay mucha gente cantando en nuestra lengua pop, rock… Tenemos a gente joven como por ejemplo Auxili, La Gossa Sorda, Obrint Pas, Aspencat que van dejando un rastro importante. En los años 90 esto decayó, era como si los valencianos no se acordasen de su lengua y de sus canciones. Y no sé, después pegó un esclafit. Yo empecé en 2006, hace diez años, y no he parado. Hoy nuestra música tiene una salud enorme y a mí eso me llena una barbaridad, porque sé que nos hemos de morir todos y eso se va a quedar ahí.

-¿Qué significa un festival como Música al Castell para los grupos de música popular? ¿Qué función tienen este tipo de festivales que se hacen, sobre todo, en verano?

-Creo que hacen un buen trabajo para dar a conocer la música popular y de raíz. Además son un buen motivo para que la gente salga, viva en verano y escuche este tipo de música.

-En los últimos años estás siendo un habitual en los escenarios de la Marina Alta, en acontecimientos populares, en festivales… ¿Estas muy vinculado a ella?

Sí, madre mía, no salgo de La Marina, del pueblo de los desculats, Xàbia, de Pedreguer, de La Xara, de Pego, Parcent… En La Marina hay una gente muy agradecida, lo vivís, aunque tengáis a tanta gente extranjera, las raíces las tenéis claras. Eso es digno de alabar, la verdad. Aparte de que es muy bonita —y no es por haceros la pelota—, en La Marina la cultura es muy fuerte y la gente está muy vinculada a todo esto.

-Continuando ahora con la terreta, hablemos del guitarrista de Dénia Miquel Pérez. ¿Qué os ha aportado al disco y al directo?

-Miquel es un crack, un gran músico. Mira que lo he escuchado veces ensayando y, así y todo, aún me pone la piel de gallina. Además, como persona es un fenómeno. En el directo, hace un solo con la Habanera de Castelló que se te ponen los pelos de punta. Es un privilegio conocer a este tipo de músicos.

pep_botifarra456

-Tu figura ya está reconocida más allá de las fronteras valencianas. Un ejemplo, estuviste con Carmen París hace unos días en Madrid tocando en un espacio emblemático como es el Patio de Conde Duque.

-Sí, ya había estado otras veces en Madrid, y ahora regresé con un proyecto de Rafa Sanz, que es el maestro de la Banda Sinfónica de Madrid. A Carmen París la conocí hará tres o cuatro años en Manresa y me dijo «Pepe, tenemos que hacer algo juntos». Y mira, ahora ha surgido… Por otra parte, la gente de Madrid estuvo espectacular. Yo sé que no soy una persona conocida, las cosas hay que aceptarlas como son, pero el otro día en Madrid, cuando comenzamos a cantar, la gente estaba súper emocionada. Algo curioso es que el 80 y pico por ciento de las personas de la Banda de Madrid son valencianos y casi todos hablan el valenciano.

De verdad, fue una acogida muy chula la que nos dieron. Cantar canciones de tu tierra en Madrid, en Francia o donde sea, no sabes la sensación que es… Muchas veces me emociono y no puedo cantar, se me pone un nudo en la garganta. Qué fuerte, si los abuelos levantaran la cabeza y oyeran esto… Por eso te digo que creo que hoy la música en valenciano está al mil por mil.

-Y todo eso sin el reconocimiento y el apoyo de los medios de comunicación.

-Sí, ese tema aquí en nuestras tierras siempre ha sido así. Ahora parece que hayan espabilado un poquito, pero bueno, es igual. Te digo una cosa: yo primero defiendo lo de mi casa y después lo de fuera, ni más ni menos. Hemos de estar muy orgullosos.

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.