Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Jueves, 30 Junio, 2016

Kringe o el final de una era

EDITORIAL

  • Convertida en una de las tres figuras políticas de la Transición en Dénia junto a Sebastià Garcia y Paqui Viciano, la exalcaldesa del PP tuvo dos grandes enemigos: el recuerdo de la moción de censura que la encumbró y los recortes provocados por años de crisis

0. arranque

Ana Kringe se va. Deja la presidencia del PP local, no repetirá como candidata en 2019 y no acabará la actual legislatura como concejala. Abandona así la primera línea de fuego una de las tres principales figuras políticas de la Transición en Dénia junto a Sebastià Garcia y Paqui Viciano: fueron los únicos alcaldes que repitieron legislatura, si bien ninguno de ellos logró completar ocho años de mandato en una buena prueba de la convulsión histórica de la vida pública en esta ciudad.

Kringe ha escogido con cuidado el momento de su marcha: justo cuando el PP ha recibido la primera buena noticia en muchos meses al imponerse en la capital comarcal durante las elecciones generales del pasado 26 de junio.

Es verdad que ese triunfo no tiene demasiado que ver con la vida municipal, pero sí posee un alto valor simbólico tras las duras derrotas anteriores: la que la propia Kringe sufrió en las elecciones municipales de 2015 y la de las generales de diciembre, cuando los populares fueron superados por  Compromís-Podemos. La exalcaldesa ha podido así despedirse argumentando que deja el partido en vías de recuperación.

Un juicio ecuánime

0. pentapartit-1

2008: Con los socios de la moción de censura.

Realizar un juicio ecuánime y sosegado de los siete años en que estuvo Kringe al frente de la ciudad es difícil. Su perfil sigue desatando odios y pasiones a partes iguales. Eso tiene que ver evidentemente con la forma en que llegó al poder, a través de la celebérrima moción de censura de 2008 contra Viciano que lideró apoyada por un concejal tránsfuga y otros tres partidos políticos independientes, y que fracturó de forma radical la convivencia política en Dénia.

Su impacto fue tal, que aquella operación política continúa asentada hoy en la memoria colectiva local. No en balde, la reciente victoria en 2015 del PSPV de Vicent Grimalt y el Compromís de Rafa Carrió se vivió como una especie de reparación democrática a aquel voto de censura; y la ocultación de la famosa sentencia que obligaba al tránsfuga ya fallecido, Juan Collado, a devolver lo que había cobrado de más tras la moción ha seguido investigándose hasta hace apenas semanas.

alberto fabra inicio curso escolar denia ana

2011. Con Fabra.

Ahora bien, si Kringe no llegó al despacho más noble del ayuntamiento avalada por las urnas,  sí ganó las elecciones de 2011 y el pueblo y la democracia la legitimaron por fin como alcaldesa. Aquel fue un momento feliz: parecía que por fin iba a poder dedicarse a gestionar en paz y en serio, entre otras cosas porque logró formar una alianza de gobierno mucho más sencilla (en apariencia) con un único socio de gobierno, el Centre Unificat de Pepa Font.

Pero entonces se enfrentó a otro enemigo, la crisis, que ya había estallado poco antes pero que se dejó sentir con toda su dureza durante aquellos años: provocó la caída en picado de los ingresos urbanísticos en el ayuntamiento y sobre todo impidió la llegada de inversiones de las otras administraciones, pese a ser también del PP, que tan necesarias eran y son para una ciudad con tantas urgencias para su desarrollo social y económico.

0. tren

2011. Firma del convenio del tren, aún con el ministro del PSOE José Blanco.

Por poner un ejemplo, es de suponer que Kringe, que en su primera legislatura organizó grandes manifestaciones exigiéndole el tren a Zapatero, esperaba que en la segunda Rajoy se lo concediera. No fue así y eso la frustró: la líder popular llegó a quejarse de las restricciones que impuso en el gasto de los ayuntamientos un ministro de su propio partido, Cristóbal Montoro. Sabía el alto coste de aquellos recortes.

kringe-font

2013. Con Pepa Font.

A todo eso se unió que las relaciones con Font fueron siempre turbulentas y que finalmente el PP decidió quedarse en minoría tras romper de bastantes malas maneras en 2014 el pacto con CU (de pronto, las calles de Dénia, de cuya limpieza se encargaba el edil centrista Juan Carlos Signes, estaban muy sucias). El entorno de Kringe orquestó aquella maniobra para cortar las alas de Font de cara a la cita electoral que se avecinaba. Y eso lo logró porque a Font le fue mal. Pero al PP también.

Quizás porque los vecinos castigaron el hecho de que aquella maniobra dejara a la ciudad a la deriva y sin timón durante los últimos meses de legislatura, cuyo gran objetivo, la redacción de un nuevo Plan General para que Dénia sepa qué quiere ser de mayor, no se cumplió. Y eso pese a que el bloqueo de ese documento urbanístico fue una de las justificaciones de la moción de censura contra Viciano.

La soledad de la corredora de fondo

0. chelet

2015: Con Vicent Chelet.

Kringe, que fue incapaz de aprobar el PGOU con Font, tampoco supo aprobarlo sin ella pese a los esfuerzos que hizo para eso su última mano derecha en el ejecutivo, el portavoz popular Vicent Chelet, con quien, por cierto, también acabó peleada. Llama la atención lo sola que acaba la exalcaldesa su trayectoria política: dentro del PP, apoyada tan solo por una facción; fuera, abjurando prácticamente de todos los socios que la encumbraron en 2008.

A lo largo de los años, todas estas adversidades fueron borrando la sonrisa del rostro de Kringe. De trato humano y amable en la distancia corta, se fue encerrando cada vez más en su despacho (algo de lo que también pecaron algunos de sus antecesores), huyendo de las grandes convocatorias de prensa que le hubieran permitido explicar a toda la ciudad sus proyectos y sus problemas.

MG_7637

2016. En la bancada de la oposición.

Es muy significativo en este sentido que Kringe haya eludido cualquier comparecencia oficial para explicar los dos últimos acontecimientos de su carrera política: la justificación de su derrota electoral en 2015 y su retirada. Una buena prueba de su interés por acotar al máximo en los últimos tiempos su presencia ante la opinión pública.

Mostrando 3 Comentarios
Danos tu opinión
  1. Daniela Pink dice:

    Espero que la justicia le haga devolver todo lo que ha tenido que pagar el Ayuntamiento: Sentencia Collado, Sentencia Benito, aprovechamientos urbanísticos cobrados ilegalmente, etc, etc, etc

  2. José dice:

    Cercana en el trato y agradable. Te deseo lo mejor en la vida.
    Tiempo al tiempo

  3. Carmen dice:

    Esperemos algún día sepamos todo el daño que ha hecho esta señora a la gente y al pueblo.

Deja tu comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

denia ANY CORTIS AÑO 2017
RESTAURANTE HOTEL NOGUERA DENIA ARROCES PAELLAS
Etiquetas: , , , , , , , , , , ,
Te puede interesar...

Pin It on Pinterest

Share This
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.