LA MARINA PLAZA

Periodismo, pase lo que pase
Publicado: domingo, 26 julio, 2015

Las tropas del Rey ‘Cazador’ se preparan para la defensa de los moriscos

  • El Rey Llorenc Vinaches I hizo su entrada triunfal tras un boato con el trasfondo de los bosques, leyendas y la brujería
  • El público asistente pudo disfrutar de la recreación de un mercado de 1533 en el que los animales y los productos típicos de La Vila fueron los protagonistas

“¡Alto! ¿Quién Vive?”. Los Contrabandistas avisan al centinela del castillo: La Vila precisa de tropas para combatir la amenaza morisca. Desde extramuros tiene que llegar la ayuda, entre ella, las tropas del Rey Cristiano de los ‘Cazadores’ quien pone a disposición del pueblo todo el esplendor de su ejército.

Rei cristiàAsí es como comenzó la historia que la compañía ‘Caçadors’ eligió para el boato de su reinado, una historia basada en los bosques que rodeaban la ciudad y en cinco puntos claves desde donde llegarán los refuerzos. Los primero en acudir a la llamada del combate fueron los ‘Gastadores’ quienes han respondido a la llamada de ayuda del Rey, Llorenç Vinaches I.

Entre árboles se escuchan las ‘Txalapartas’ marcando el paso de los Cazadores de los Bosques, guerreros que se nutren de la sabiduría de la naturaleza para defenderse, y eso es lo que se pudo ver durante todo el boato de la compañía.

Llegado el aviso de batalla a la Torre de Dalt, se van reuniendo las tropas. La Olivera Grossa y su leyenda también se convirtió en protagonista y despertó la curiosidad del público asistente. Así el árbol milenario fue testigo del amor imposible de una joven cristiana y un joven de familia árabe. Cada noche se encontraban bajo sus hojas y los espectadores fueron testigo de ello.

IMG_0221Al Rey le acompañaban además las lavanderas y los Cazadores de la Tierra junto con sus damas; peor también la ayuda de las Artes Negras representadas en un ballet en una Roca Encantada donde dos figuras misteriosas, la Dama Negra y una Bruja también colaboran con las tropas. Junto a ellas los espíritus de la noche que deambulan bajo un misterioso tintineo, precediendo a las sacerdotisas y los Cazadores de Almas, otra de las escuadras del boato cristiano.

El tema elegido va juntando lugares de La Vila. El siguiente, la Creu de Pedra, en el cruce de caminos entre La Vila, La Ermita y otras poblaciones de interior. Dentro de La Ermita se celebra el mercado que se convierte en protagonista del desfile a su paso ante el público. Puestos de hierbas medicinales y cremas se juntan con animales y productos como el pan o los licores; Sant Antoni Abad y Sant Miquel protegen a los comerciantes.

El desfile continuó con “infieles” capturados que intentan escapar de las jaulas de los cristianos, caballeros que miden sus fuerzas en juegos y torneos y la llegada de la guardia que anuncia la llegada del Rey Cristiano, el más esperado de la noche.

Vinaches I, engalado por Araik, hizo su entrada bajo un ensordecedor aplauso a su carroza y a sus ropajes que, con una gran corona, enseñaban el esplendor de las tropas cazadoras. Su mujer, quien iba acompañada de sus damas, tuvo que hacer el mismo recorrido a pie delante de la carroza del rey al sufrir una avería antes de comenzar el desfile.

IMG_0235El Rey cerraba así un desfile de más de 3 horas que comenzó a las 21.00 horas desde la calle Colón para terminar en la plaza de la Generalitat. Antes del boato de los Cazadores desfilaron las diez compañías restantes encabezadas por Els Voluntaris, quien tendrán el reinado el próximo año, Pescadors, Catalans, Artilleria Cristiana, Contrabandistes, Pirates, Destralers, Llaurados, Almogávers y Marinos. Todos ellos deslumbraron con sus trajes y con la música, protagonista indiscutible de todo el desfile.

Las Fiestas de Moros y Cristianos en honor a Santa Marta continúan este domingo con el desfile Moro a las 20.00 horas con el mismo recorrido.

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.