LA MARINA PLAZA

Bodegas Xaló vinos vins 2017
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Miércoles, 31 Diciembre, 2014

Empresas singulares: Chocolates Tonda vuelve a sus orígenes en La Vila

Para José Payá Nicolau, la elaboración del chocolate en Villajoyosa se retrotraen a 1810 y su introducción se debe a un chocolatero de origen italiano afincado en La Vila. Pero los orígenes de la familia chocolatera Tonda se remontan al año 1.793, cuando Juan Tonda LLoret empezó a elaborar el chocolate exclusivamente a mano. Hasta el último tercio del siglo XIX, cada xocolater de La Vila tenía asumida su zona comercial geográfica. Marcos Tonda y su hijo Juan, los más importantes chocolateros de la época, solían vender su producción en Alicante y comarca, La Vall del Vinalopó, Alcoi y Elx.Tonda2

Y así hasta que en los años 40 del siglo pasado la producción de chocolates se convirtió en la principal actividad fabril con 24 empresas. La incorporación e instalación de nueva maquinaria a los procesos de fabricación, representada básicamente por molinos dobles y triples, además de refinadoras, elevó sustancialmente la producción de chocolate, que alcanzó los 575 toneladas en 1945. Entre las firmas que impulsaron la incorporación de nueva maquinaria en sus plantas industriales destacaran en aquella época Hijo de Marcos Tonda, propietaria de un molino de cacao doble y otro triple, las fábricas Hijo de Pedro Lloret, Hijo de Marcos Lloret Vaello y Juan Tonda Pascual, todas ellas registradas con un molino de cacao doble.

Tonda1Cuenta José Daniel Gómez López en una investigación del departamento de Geografía Humana de la Universidad de Alicante que el proceso de concentración industrial de la industria del chocolate de La Vila Joiosa hizo pasar de los 23 fábricas censadas en 1950 a 18 en la década siguiente. Las tres más importantes: Lloret Hermanos, S.R.C.; Hijo de Marcos Tonda, S.A. y Valeriano y Pedro López, S.R.C., contribuían con el 58,3 por ciento del total recaudado por el sector chocolatero en concepto de contribución industrial. Pero la industria Hijo de Marcos Tonda, S.A., que hasta ese momento era líder indiscutible del sector jonense perdió posiciones paulatinamente en beneficio de Lloret Hermanos y más tarde de Valeriano y Pedro López y sus actividades acabaron en 1973. Y es que mientras en el año 1965 se contabilizaron 19 fábricas, los libros de Matriculación Industrial registraban en el año 1976 solo 12 fabricantes. Y hoy quedan tres: Chocolates Valor, Clavileño y Chocolates Pérez.

Tonda3Sin embargo, Tonda ha regresado a sus orígenes. Tras abrir y cerrar la fábrica más moderna de La Vila en los años 60, después de clausurar el salón Buana, que abrió en 1966 para servir chocolate a la taza, los herederos de Marcos Tonda han abierto una tienda provisional en el centro de La Vila, que dará paso el mes que viene a unas nuevas instalaciones en el polígono industrial de la Partida de Torres. Será una nave reformada frente a la antigua N-332, no una fábrica, ya que los centros de producción de Tonda están ahora en Xixona y Albacete, pero es donde se trasladará la coordinación comercial de la nueva empresa.

Desde la creación en sus inicios de la mercantil Tonda Hijos S.R.C., las marcas comerciales bajo las que Chocolates Marcos Tonda ha llegado a sus clientes durante más de dos siglos han sido La Manchega, Elobeya, Marcos Tonda Tonda y la tableta de La Virgen. Los orígenes de esta familia chocolatera vienen del año 1.793, cuando Juan Tonda LLoret empezó a elaborar el chocolate exclusivamente a mano. La saga continuó con dos de sus cuatro hijos, por una parte Juan Tonda Soriano y por otra Marcos Tonda Soriano, cada uno por su cuenta con su propio chocolate. Siguió la tradición con Juan Tonda Pascual, quien constituyó la sociedad Tonda e Hijos S.R.C., y acuñó las marcas comerciales La Manchega y Elobeya.Tonda4

La siguiente generación la formaron conjuntamente Juan Bautista Tonda Aragonés, Gaspar Tonda Aragonés y Juan Tonda Aragonés, cuyos hijos, Marcos Tonda Tonda y Juan Tonda Tonda, volvieron a unir la fabricación del chocolate tradicional y crearon la marca comercial La Virgen: Biznietos de Marcos Tonda, que se convirtió en un emblema del chocolate tradicional de La Vila.

La nueva empresa, que ahora se llama Chocolates Marcos Tonda, SL. fue creada hace menos de un año y está dirigida por Juan Tonda Vinaches, que ya representa la sexta generación de chocolateros. La intención es abrir una puerta al público en La Vila para vender la actual gama de la veintena de productos que fabrican, aunque en las nuevas instalaciones del Torres también podrá degustarse el chocolate caliente a la taza. De momento, todavía no han decidido si la nueva apertura en el Torres acabará con la tienda de la Calle Colón, que abrió con carácter provisional de cara a la Navidad.

Mostrando 1 Comentario
Danos tu opinión
  1. Buenos días:

    Me gustaría saber a que dirección de e-mail les puedo enviar mi currículum, o si bien llevarlo en persona a alguna dirección de la Vila.

    Sin un mas, reciban un cordial saludo.

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.