LA MARINA PLAZA

Hidraqua
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: sábado, 13 diciembre, 2014

Los ingresos del Ayuntamiento de Calp caen en 1,7 millones por la pérdida de casi 7.000 habitantes del padrón

  • La depuración del censo municipal impuesta por el INE condiciona los presupuestos para 2015 que aprobó el pleno este viernes
  • La oposición critica la elevada carga fiscal, el endeudamiento por habitante y el desmantelamiento de los servicios municipales

La depuración del padrón municipal que, como a la gran mayoría de municipios de la comarca, ha obligado a Calp a realizar el Instituto Nacional de Estadística (INE) se va a traducir en una importante merma de los ingresos del ayuntamiento este próximo año. Y es que finalmente son cerca de 7.000 el númoro de habitantes que pierde la ciudad del Penyal, y eso tiene reflejo directo en las transferencias del Estado. De hecho, esta circunstancia ha marcado de forma importante los presupuestos municipales elaborados para 2015, que fueron aprobados de forma inicial este viernes por el pleno municipal.

Una imagen de un pleno de Calp de esta misma legislatura.

Una imagen de un pleno de Calp de esta misma legislatura.

La pérdida de habitantes le va a suponer al Ayuntamiento de Calp una merma de ingresos de 1,7 millones el próximo año. Y eso, en unas cuentas supeditadas a las estrictas normas de cumplimiento del Estado para el caso de los consistorios en dificultades económicas, sólo deja una salida: reducir en la misma cuantía el capítulo de gastos.

Los presupuestos, que resultaron aprobados únicamente por el gobierno local, continúan de hecho la tendencia a la baja de los últimos años. Las primeras cuentas de la legislatura ascendían a unos 40 millones, y las de 2015 se quedarán finalmente en 32.466.450 euros en el capítulo de ingresos, y en 31.459.000 en el de gastos.

Sólo el PP y la concejala no adscrita Carole Saunders votaron a favor del proyecto presupuestario, mientras que el PSPV y Gent de Calp votaron en contra. Por su parte, tanto Alternativa Popular como Antonia Avargues (Independents-Els Verds) optaron por la abstención.

Las críticas de los distintos grupos de la oposición coincidieron en las cuestiones principales: denunciaron la elevada carga fiscal sobre el ciudadano, así como los niveles de deuda por habitante y el progresivo desmantelamiento de servicios municipales.

Las críticas de la oposición

PSPV: “Brutal” incremento del IBI

Por el grupo socialista, el edil José Carlos Alonso lamentó que el gobierno local pretenda “sanar las cuentas municipales a costa de enfermar a las familias y las pequeñas y medianas empresas”. Es decir, que en esta legislatura “el ayuntamiento no ha solucionado” sus graves problemas económicos, sino que “los ha trasladado a los ciudadanos”. En este sentido, Alonso recalcó el “brutal” incremento del IBI en estos cuatro años.

Alternativa Popular: Partidas “raquíticas” para políticas sociales

Por Alternativa Popular, Moisés Vicens puso el acento en que los presupuestos inciden en el “desmantelamiento de los servicios sociales” de estos años anteriores, dedicando a esas partidas “cantidades raquíticas e irrisorias”. Además, ahondó en que la deuda municipal por habitante, de unos 1.800 euros, es “insostenible”.

Gent de Calp: Los sueldos desorbitados de los ediles que asisten a las juntas de Aguas de Calp

Pedro Jaime Fernández (Gent de Calp) coincidió con Vicens en una cosa: ambos cuestionaron las retribuciones que perciben los ediles que asisten a las juntas de Aguas de Calpe mientras los trabajadores municipales han visto rebajadas estos años las suyas y muchos ciudadanos padecen las dificultades económicas derivadas de la crisis. Fernández concretó que con los recortes “hay trabajadores municipales que cobran 710 euros, mientras los concejales que van a Aguas de Calpe cobran por ir a una reunión al mes de 1.200 a 1.500 euros”.

Independents-Els Verds: La incapacidad del gobierno para reorganizar la plantilla municipal

Por su parte, Antonia Avargues (Independents-Els Verds) justificó su abstención en que el gobierno local se sigue mostrando incapaz de aprobar una Valoración de Puestos de Trabajo (VPT) y la consiguiente Relación de Puestos de Trabajo (RPT), que organicen la plantilla municipal y la adecuen a las necesidades.

La defensa del gobierno del Partido Popular

Por parte del gobierno, fue el concejal de Hacienda, Paco Cabrera, el encargado de defender el proyecto presupuestario y replicar a las críticas de la oposición. En este sentido, puso el acento en las dificultades de cuadrar las cuentas debido a las dificultades económicas del consistorio, y ahora también por la caída de la previsión de ingresos por la depuración del padrón. No obstante, vaticinó que el ayuntamiento cerrará la legislatura situándose por primera vez por debajo del tope máximo de endeudamiento que la ley fija en el 110% de los ingresos corrientes. En la actualidad, está en el 115%.

El alcalde, César Sánchez, quiso cerrar el debate presupuestario con una intervención en la que hacía balance de la legislatura en el capítulo económico. En este sentido, destacó que se ha logrado recortar los presupuestos ajustando gastos, pero “sin bajar las políticas sociales”.

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.