LA MARINA PLAZA

Benissa Fira i Porrat 2018
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: martes, 14 octubre, 2014

El Ayuntamiento pacta pagarle 30.000 euros al herido en la riada de La Cala para extinguir su posible responsabilidad civil

El gobierno local de Finestrat había llegado ya a un acuerdo con todos los afectados por la riada de Finestrat del 21 de octubre de 2011, que se llevó por delante todo el mercadillo del barranco de La Cala y segó la vida de un matrimonio británico, dejó malherido a otro afectado y arrasó con casi 150 puestos de venta y todos sus artículos.

Le faltaba conseguirlo con otro jubilado, que respondía a las iniciales G. O. L. y que, según un informe pericial, como consecuencia del arrastre del agua de la riada se rompió el húmero izquierdo en un tercio distal y tardó 192 días en curar y estabilizar las lesiones. El informe de alta forense de las lesiones del principal damnificado que sobrevivió confirmó que estuvo ochos días hospitalizado, otros 154 impedido para su actividad y 30 más recuperándose sin estar impedido. En total, 192 días, por lo que el gobierno local y el afectado han alcanzado un acuerdo para pagarle 30.000 euros y que renuncie a mantener la demanda que interpuso en los juzgados de Benidorm. Riada1

El PP ya aprobó con sus votos el pago de 225.000 euros a los cuatro familiares de Kenneth Hall y Mary Hall, los dos jubilados ingleses fallecidos el día de la riada, de 72 y 69 años, respectivamente. Esta cantidad sirvió para indemnizar a los cuatro herederos de los fallecidos y a la compañía aseguradora AXA, que se encargó de trasladar los dos cadáveres a Inglaterra, “con renuncia a cualquier clase de acciones derivadas del fallecimiento de sus padres, por parte de los herederos, Sres. Hall, y por parte de AXA renunciando al ejercicio de repetición de las cantidades pagadas por los gastos de repatriación de los cuerpos” [sic], según el acuerdo adoptado hace justo un año.

Si se suman todas las cantidades abonadas por el Ayuntamiento, las pagadas en dinero y en especies (compensaciones en la tasa por la instalación de los puestos de los mercaderes), así como las indemnizaciones, el Ayuntamiento de Finestrat lleva gastados 650.000 euros en indemnizar a los afectados tras las riada. Y todavía quedaría por solventar la reclamación contencioso administrativa de una afectada que pidió 7.500 euros por las pérdidas sufridas, aunque el pleno aprobó pagarle solamente 800 euros en metálico y 960 en compensación de tasas por la ocupación de un puesto de cinco metros durante un año.

Riada2Todavía es una incógnita saber qué sucederá con el abono de estas cantidades por parte de la compañía aseguradora del Consistorio. El gobierno local reconoció que había consignado judicialmente 400.000 euros para cubrir la responsabilidad civil subsidiaria municipal, pero nada se sabe de cómo se resolverá la cuestión y qué actitud adoptará la tenedora de la póliza ante la magnitud de las cantidades aprobadas.

Y otra cosa es la responsabilidad penal que se pueda derivar de la riada, ya que en este caso están imputados el actual alcalde de Finestrat, Honorato Algado; su predecesor en el cargo, José Miguel Llorca; el exconcejal de Seguridad Ciudadana, Tomás Gaspar Sellés, y el particular que explotaba el mercadillo de La Cala antes de su municipalización, Santiago Temprano Blanco. El caso que abrió de oficio el juzgado tras los dos fallecimientos sigue su instrucción tres años después mientras imputados y testigos se han ido pasando la responsabilidad para eludirla. Los responsables locales se la adjudican a la Confederación Hidrográfica del Júcar y viceversa.

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.