LA MARINA PLAZA

Fira Ondara 2017
NO + VIOLENCIA DE GÉNERO
Publicado: lunes, 1 septiembre, 2014

Empresas singulares: LocaLolita, ‘street food’ al más puro estilo americano

Paula Pérez (34) y Enrique Ballester (37) llevan diez años casados, el mismo tiempo que su empresa ‘Estudio Code Interiorismo’ está en marcha. Para su décimo aniversario ‘doble’ pensaron en poner en marcha un negocio y tenían claro que querían que estuviera dedicado a la hostelería, aunque no sabían a qué tipo de producto. Un pequeño sondeo en el mercado les llevó a encontrar un hueco en el que no había locales especializados: el de los perritos calientes. La pareja se lanzó a la aventura y han puesto en marcha en Benidorm ‘LocaLolita, Street food’, un puesto de hot dogs al más puro estilo americano: sobre una furgoneta antigua.

foto kike&pau02 [1600x1200]

Enrique y Paula sobre la furgoneta de LocaLolita.

El nombre llegó antes que la idea. Es decir, la pareja tenía claro desde hace diez años que si en algún momento montaba un negocio se iba a llamar así: ‘LocaLolita’, así que solo le han añadido el ‘street food’. Y ese nombre les gustaba además porque puede ser pronunciado en cualquier idioma: “a los españoles les suena y a los extranjeros les llama la atención”.

Elegir finalmente los perritos calientes como producto fue una decisión prácticamente personal de Paula: “soy una gran consumidora de esa comida y pensé que a los demás les podría gustar”. Cuando decidieron que ese iba a ser finalmente el producto que querían vender y que no se hiciera en más sitios de la ciudad, lo llevaron a cabo. “Llevamos diez años haciendo y diseñando cosas para los demás y teníamos ganas de probar con otro negocio”.

Pero su idea no está en un local como cualquier otro establecimiento hostelero. Para Paula y Enrique dónde vender ese producto y la imagen que iban a proyectar tenía mucha importancia. La pareja decidió no montar algo “al uso” sino que llamara la atención. Y lo han conseguido. Sus perritos calientes, que en apenas dos meses ya son conocidos, se venden sobre una antigua furgoneta totalmente restaurada.

“Soy un aficionado a los vehículos clásicos”, explica Enrique. El vehículo lo encontraron en Francia y se lo trajeron a Benidorm. “Está restaurada completamente y acondicionada para la venta de comida”. El vehículo está situado en una conocida zona de la ciudad, justo en la plaza Triangular, en una pequeña replaceta que pertenece a la empresa, donde está el conocido Bingo Plaza.

logo localolitaLa furgoneta es “como un local de 4 metros cuadrados” donde se venden perritos de calidad con todos sus complementos. Pero también ofrecen nachos, helados o bebidas y han empezado a tener ofertas para los clientes como 2×1 o combos con bebida. Vender perritos calientes de esta forma es ya costumbre en otros países. Paula asegura que en Benidorm puede haber llamado la atención pero que en América “funcionó” y en cualquier país europeo también es normal comprar hot dogs por la calle.

Su aventura empresarial les ha supuesto una inversión de miles de euros pero que confían en que valdrá la pena y que dará buenos resultados. Comenzaron el 18 de julio después de meses de trabajo. El establecimiento está abierto desde las 18.00 horas hasta las 2.00 horas y da empleo a tres personas. “Pensamos en abrir solo de noche por la temporada turística”.

El Low Festival, que se celebró en Benidorm el último fin de semana de julio, “apenas cuatro días después de empezar con su iniciativa, fue una de sus tarjetas de presentación y una prueba de fuego para saber si el producto calaba en los clientes, tanto de Benidorm como de fuera. Y “fue un éxito, más del esperado”, afirman. “La gente que lo prueba, siempre repite”.

En noviembre y diciembre cerrarán el local al ser temporada baja pero no descartan ampliar la oferta de servicios. “Cuando esté cerrado, una de las ideas es que la furgoneta se pueda alquilar para eventos”. Pero además podrían convertirlo en una franquicia, aunque no sería necesario localizarla sobre un vehículo similar sino que podría estar en un pequeño local. Con todo también quieren incorporar la opción del take away o, incluso, “en un futuro poder llevarlo a domicilio en bicicletas eléctricas o motos”.

Por ahora el éxito lo han conseguido y las colas para comprar un auténtico hot dog a la americana se han repetido desde que abrieron y todo el mes de agosto. “Más que la furgoneta, llama la atención el producto que vendemos”. De hecho han conseguido tener fieles clientes que repiten casi todas las noches, como una pareja de italianos.

Mientras su negocio avanza, la pareja sigue dedicada a su estudio de interiorismo del que han salido proyectos como el diseño de las tiendas de deporte Base o el del nuevo hotel Flash de Benidorm, entre otros. Reconocen que la idea surgió como “un complemento” pero que han acabado dedicándose a ambas cosas y haciendo “horas a punta pala”.

Mostrando 4 Comentarios
Danos tu opinión
  1. Maribel dice:

    En mi opinión estaría encantada realmente si este tipo de “enchufes” y “favores” tan evidentes se utilizaran para una promoción de la gastronomía española o para un fomento de la buena alimentación y la importancia que ésta tiene sobre nuestra salud, o mil cuestiones de necesidad más…sería fantástico sí…

  2. ¡Qué genial es ver cómo esto para para adelante! Estamos encantados de descubrir foodtrucks nuevos cada día y reunirlos en una guía para los amantes del streetfood y los foodtrucks. ¡Compartremos en nuestras redes este completo artículo sobre el precioso foodtruck de LocaLolita!

  3. chami dice:

    Me parece una idea fantastica pero creo que no ha todo el mundo le hubieran dejado poner una furgoneta en plena plaza triangular y mas siendo para vender comida. Por muy preparada y habilitada que esté

    • Cristina dice:

      Yo estaba pensando lo mismo: no cualquiera tiene una licencia de esas. En Londres hemos comido perritos calientes de estos, que nos resultaron riquísimos. Ya me pasaré a ver qué tal saben los de BND. 😉

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.