LA MARINA PLAZA

Baleària Dénia
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: miércoles, 30 julio, 2014

El pecio Bou Ferrer se convierte en el primer BIC subacuático de la Comunitat

  • La Generalitat iniciará los trámites para la declaración de Bien de Interés Cultural del barco romano que se hundió frente a las costas de La Vila
  • Este yacimiento arqueológico bajo el agua, el único visitable en España, es la mayor embarcación en excavación que existe
  • Fabra anuncia además que el Museo de La Vila, VilaMuseu, abrirá sus puertas en el primer trimestre de 2015

En 1999, dos submarinistas vileros, Antoine Bou y Pep Ferrer, localizaban a 25 metros de profundidad junto a las costas de La Vila un pecio romano hundido. Su descubrimiento les valió el reconocimiento y aquella nave olvidada hasta entonces fue bautizada como el Pecio Bou Ferrer. Ahora, años después de ese hallazgo, la embarcación será declarada Bien de Interés Cultural (BIC) lo que la convertirá en la primero subacuática de la Comunitat.

Declaración BIC Bou Ferrer

La consellera de Cultura, el presidente Alberto Fabra, los descubridores del pecio y el alcalde Jaime Lloret en el Club Náutico de La Vila.

La catalogación de este patrimonio histórico con esa declaración fue anunciada por el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, este mismo miércoles en el Club Náutico del municipio donde presentó el Plan de Arqueología Subacuática de la Comunitat Valenciana 2014-2015. El expediente para esa tramitación se presentará este viernes, 1 de agosto, en el pleno del Consell.

Este BIC será el primero de categoría subacuática de la Comunitat Valenciana. Con él, La Vila contará con 12 elementos de su patrimonio histórico y artístico con esta clasificación. Pero el Pecio Bou Ferrer tiene más particularidades: es el mayor barco romano en excavación del Mediterráneo además de que es “un yacimiento arqueológico de extraordinario interés científico e histórico” y un proyecto emblemático de investigación y difusión de la arqueología subacuática valenciana”, según resaltó Fabra.

El alcalde vilero, Jaime Lloret, fue más allá y lo calificó como “único en el mundo” y que “ni siquiera en Italia, con tantos restos arqueológicos que tienen, cuentan con algo parecido de lo que presumir”. Precisamente, la declaración de esos restos como BIC harán que ese yacimiento bajo del mar sea más conocido así como un reclamo para el turismo.

Y mientras esa declaración de Bien de Interés Cultural llega, los trabajos de excavación no cesan. La Generalitat está realizando actualmente una nueva campaña de excavación en el pecio, en lo que es “una clara muestra de los frutos que da la colaboración entre diferentes instituciones”. Y es que en el proyecto participan, además de la Generalitat, el Ayuntamiento de La Vila y la Universidad de Alicante, a los que se suma la colaboración, entre otros, del Club Náutico y la Diputación Provincial de Alicante. La inversión del Consell para este año prevista será de 32.000 euros.

Lamina III [1600x1200]

Parte de las ánforas localizadas en el interior del pecio Bou Ferrer.

En las diferentes campañas realizadas, las entrañas del barco romano han dado sus frutos. Se conoce que la embarcación de 30 metros de eslora y unas 230 toneladas, naufragó en la segunda mitad del siglo I sorprendido por un temporal frente a las costas de La Vila. En ese momento, según las investigaciones, se dirigía desde Gades (la actual Cádiz) a Roma. Sus bodegas iban cargadas de salsas finas de pescado, vino y metales como lingotes de plomo de propiedad imperial. Pero además se han contabilizado en su interior unas 2.500 ánforas.

El presidente de la Generalitat destacó además que el trabajo de las diferentes administraciones ha conseguido situar este pecio “a la vanguardia de la divulgación in situ del patrimonio subacuático en Europa2, con una iniciativa pionera en España como son las visitas guiadas para buceadores.

Visitas que nacieron se han retomado este verano con una nueva campaña en la que también se ofrecen inmersiones de buceo adaptado para discapacitados con conocimientos de submarinismo. Las visitas se harán dos veces al durante julio y agosto para 10 buceadores, mientras las condiciones lo permitan, acompañados de un arqueólogo subacuático del proyecto científico Bou-Ferrer.

VilaMuseu abrirá sus puertas en 2015

Visita vilamuseu

el presidente de la Generalitat en su visita al VilaMuseu.

La visita a La Vila fue aprovechada por Alberto Fabra para visitar otro de los elementos culturales del municipio: el futuro Museo de La Vila, VilaMuseu. El edificio, aún en obras y financiado por la Generalitat con 4,4 millones de euros, servirá también como centro de investigación, conservación y divulgación de colecciones que también incluirán elementos del Pecio Bou Ferrer. Un museo que se convertirá en el más accesible de la Comunitat y el que LA MARINA PLAZA ya accedió el pasado mes de junio para conocer sus instalaciones.

El presidente del Consell hizo otro anuncio respecto a VilaMuseu: abrirá sus puertas previsiblemente en el primer trimestre de 2015. El nuevo museo contará con 4.000 metros cuadrados distribuidos en varias plantas, de los que más de un millar se destinarán a la colección permanente del museo y el resto a acoger exposiciones temporales, laboratorios de investigación y restauración, entre otras dependencias.

Mostrando 1 Comentario
Danos tu opinión
  1. […] sus fondos marinos cobijan el pecio romano más importante del Mediterráneo, el Bou Ferrer, que en breves fechas se convertirá en el primer Bien de Interés Cultural (BIC) submarino de la Comunit…. El proyecto singular reservado para este pecio en el Plan de Arqueología pasa por reforzar este […]

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.