LA MARINA PLAZA

Xàbia Negra 2017
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: Sábado, 8 Febrero, 2014

Los 105 años de Saturnino de la Fuente

  • El Ayuntamiento homenajea a este leonés que pasa largas temporadas en Benidorm en compañía de una de sus hijas y su yerno

La clave para vivir más de 100 años es “la tranquilidad y no hacer daño a nadie”. Lo dice Saturnino de la Fuente, un leónes que este sábado cumple nada más y nada menos que 105 años. Las velas las va a soplar en Benidorm, la ciudad en la que desde hace siete años pasa largas temporadas con una de sus hijas y el marido de ésta, Bernardo, huyendo de los rigores del frío de su tierra natal.

La de su edad no es la única cifra importante que acompaña a Saturnino. También lo es la de sus descendientes: siete hijas, catorce nietos y diecinueve biznietos.

centenario (2)Saturnino nació en León capital en 1909. Ha vivido dos monarquías, dos dictaduras, una república y una democracia. También una guerra, la Civil, en la que estuvo en “servicios auxiliares”. Se libró de combatir porque con sus aproximadamente 1,50 metros de estatura no daba la talla y eso que lo midieron unas cuantas veces. Así que se pasó la contienda trabajando en una fábrica de zapatos, haciendo botas para el ejército. Porque esa era su profesión, la de zapatero y la ejerció primero en esta fábrica durante 35 años y luego otros 15 como autónomo. Se jubiló en 1973, después de haber “trabajado mucho” y haber ahorrado como una hormiguita. Siete años después enviudó.

Desde joven le gustó el deporte rey y no perdona un partido televisado. Fundador y jugador del Puente Castro FC, Saturnino es muy aficionado a los juegos de cartas y no tiene buen perder. Cada día va al centro social de la calle Limones a echar la partida. Allí fue dónde le conoció el alcalde, Agustín Navarro, que este viernes le ha recibido en su despacho para hacerle un homenaje por su longevidad. Tarta e insignia de Benidorm.

centenario (3)Saturnino tiene una salud envidiable. Sólo toma al día una pastilla para la tensión y por la mañana da paseos de más de una hora. Eso sí, después de haber “dejado sin letras” los dos periódicos que lee al día, según ha explicado su yerno, el mismo que tiene que hacerle trampas para poder ganarle al tute. Los domingos no perdona una copita de vino blanco en el bar de un paisano.

Este lunes en el centro social de la calle Limones le van a organizar una pequeña fiesta. Si encima gana un par de manos a las cartas será una tarde redonda.

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.