LA MARINA PLAZA

Xàbia Mediterranean Forum turismo
Periodismo, pase lo que pase
Publicado: martes, 4 febrero, 2014

El gobierno asegura que ya ha corregido parte de las irregularidades detectadas por el Síndic y la oposición reclama más explicaciones

  • La Sindicatura de Comptes ha remitido al Tribunal de Cuentas algunas de las anomalías en la gestión de Personal por ser susceptibles de acarrear responsabilidades
  • Tampoco la gestión económica de 2011 deja en buen lugar al Ayuntamiento, que está estudiando si el alcalde cobró de más en 2012
  • Hacienda afirma que en 2012 se resolvieron algunas de estas cuestiones, pero la oposición reclama una comisión especial

El paso de los técnicos de la Sindicatura de Comptes por el Ayuntamiento no ha sido nada benévolo con la gestión hecha por el gobierno socialista en 2011 y en los primeros meses de 2012. La Sindicatura ha detectado irregularidades en la gestión de Personal, pero también en la económica y en la política de Contratación. De hecho algunas de estas cuestiones relacionadas con el capítulo de Personal son indiciarias “de la posible existencia de responsabilidad contable” y por eso el organismo autonómico las va a trasladar al Tribunal de Cuentas.

guijarro[1]Los dos informes de la Sindicatura, de fiscalización de los gastos de Personal de 2011-2012 y de fiscalización de diversos aspectos de la actividad económica y financiera de 2011, han centrado este lunes la actividad política de toda la corporación. La primera en reaccionar ha sido la oposición, tanto el PP como el edil no adscrito, Juan Ángel Ferrer, para pedir explicaciones. Después lo ha hecho el gobierno por boca de la edil de Hacienda, Natalia Guijarro, que ha sido la encargada de intentar aclarar ciertos aspectos sobre el contenido y repercusión de ambos informes.

Lo primero que ha apuntado Guijarro es que los informes de la Sindicatura son sólo informativos e incluyen recomendaciones para adecuar la gestión municipal. Claro que, también es cierto que algunos de estos aspectos, seis para ser más concretos, pueden llegar al Tribunal de Cuentas, que tiene potestad sancionadora y a la postre es el que “juzga”.

El Ayuntamiento, sin embargo, considera que algunas de estas cuestiones no están mal. Por eso tras recibir en noviembre el borrador de los informes de la Sindicatura se presentaron alegaciones. Entre ellas, la relativa al apartado en que el organismo autonómico sostenía que tres ediles de la corporación habían cobrado en exceso.

Según Guijarro, el Ayuntamiento clarificó que dos de los ediles a los que se refería la Sindicatura (los del CDL que tienen dedicación exclusiva: Gema Amor y Miguel Llorca) no habían cobrado de más y que sus variaciones en las nóminas es fruto de pasar de la oposición al gobierno en agosto de 2012. En el aire queda aún, sin embargo, aclarar si el alcalde, Agustín Navarro, ha cobrado más de lo que debía.

No obstante, y pese a estas explicaciones, en su informe definitivo la Sindicatura se limita a decir que desde el Ayuntamiento “nos han manifestado que se está procediendo a cuantificar las cantidades percibidas en exceso y a elaborar un plan de devolución de éstas”. Una redacción que, según Guijarro, sólo afectaría en su caso al alcalde, porque ha quedado demostrado que Amor y Llorca no han cobrado de más.

También se alegó, por ejemplo, que a los asesores que se destituyó no se le pagó una indemnización por despido, sino “lo que les correspondía por las vacaciones no disfrutadas”.

Hubo discrepancias también en lo relativo al pago de horas extraordinarias a los funcionarios y a la bolsa de la Policía Local; un sistema que funciona desde hace años y al que ahora se podrían buscar alternativas.

Lo segundo que ha trasladado la concejal socialista es que en 2012 se tomaron medidas para corregir algunas de las anomalías evidenciadas por la Sindicatura, por ejemplo en lo relativo a la concesión de productividades a trabajadores municipales, en cuestiones relativas a Contratación o en el funcionamiento de Intervención. Sin embargo, hay recomendaciones pendientes de aplicar.

Y lo tercero es que “el resto del informe trae sólo discrepancias técnicas, pero son matices técnicos únicamente”.

Sueldo del alcalde

Pero la gran incógnita que queda por resolver es si el alcalde ha cobrado lo que debía. Según el informe de la Sindicatura, no. De hecho, el organismo habla de que en 2012 Navarro habría cobrado casi 4.000 euros “en exceso”.  Guijarro ha reconocido en rueda de prensa que sobre esta cuestión “sí que habría una incidencia y estamos trabajando en ello para subsanarla”, porque no casan las cifras que maneja el Ayuntamiento con los cálculos que ha hecho la Sindicatura. Una incidencia que, al parecer, se deriva de la bajada salarial que la corporación aprobó para los concejales, para los asesores y para el alcalde en abril de 2012.  

En ese acuerdo se recortó el salario de los concejales en un 15%. Mención aparte merecía el sueldo del alcalde que se reducía a la mitad, quedando por debajo de los 55.000 euros brutos. La incógnita es cuánto está cobrando exactamente, porque los datos que aparecen en la Ventana de la Transparencia no están actualizados, según fuentes municipales.

Lo que sí estaría claro es que no cobra más de 65.000 euros, porque la semana pasada el secretario municipal aseguró en un informe que al parecer ningún miembro de la corporación percibe más de esa cuantía, la cifra fijada ahora como tope por la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de las Administraciones Locales.

A la espera de resolver esta cuestión, en su alegación ante la Sindicatura el propio Ayuntamiento expone que “se está procediendo a cuantificar las cantidades percibidas en exceso y a elaborar un plan de devolución de éstas”.

La oposición reclama más explicaciones y una comisión especial

Las explicaciones de Guijarro no acaban de colmar las expectativas de la oposición. Tanto el PP como Ferrer han pedido más aclaraciones, incluso la creación de una comisión especial en la que se indaguen todas las irregularidades detectadas por la Sindicatura de Comptes.

Los populares, de entrada, ya han reclamado todo el expediente. El siguiente paso, “el penúltimo”, es recibir las explicaciones pertinentes de los técnicos en una comisión. Y “el último”, llegado el caso, “reservarnos las acciones legales que consideremos oportunas”, según ha expuesto el portavoz del PP, Antonio Pérez.

Ferrer ha incidido en que estos informes de la Sindicatura hablan de que el Ayuntamiento “no respetó los límites de crédito”, “incorporó personal” a la plantilla municipal sin tener en cuenta “méritos, capacidad e igualdad” o se evitó que el área de Intervención hiciera “la fiscalización previa de las nóminas”. El no adscrito ha señalado que se trata de incidencias importantes que deben ser aclaradas. Además, ha pedido la “apertura de los expedientes informativos” que sean necesarios, que se asuman “las responsabilidades políticas a las que hubiera lugar” y que se elabore “un programa municipal para subsanar” las anomalías.

La edil de Hacienda ha señalado que si hay comisión especial no será sólo de estos informes de 2011, sino “de los últimos diez” que ha hecho la Sindicatura, porque “hay aspectos” denunciados ahora por el organismo que “vienen desde 2005”.

 

Deja tu comentario

Contenido patrocinado
La Marina Plaza. Noticias. Diario de la Marina Alta.