Publicado: Miércoles, 25 septiembre, 2013

La asociación protectora de animales busca casas de acogida para una decena de perros

  • La asociación, creada por un grupo de jóvenes, cada vez tiene más demanda de familias que no pueden mantener a las mascotas
  • En seis meses desde su puesta en marcha se han adoptado medio centenar de mascotas o han sido devueltas a sus dueños
  • SPAV busca un terreno donde poder instalarse ante el aumento de animales sin hogar

Corina y Crispy fueron arrojados en un contenedor solo con 7 días de vida. Mimi se encontraba sola en la calle en avanzado estado de gestación. Alguien la recogió para que no diera a luz a sus cinco hijos en algún lugar inadecuado. Todos ellos fueron llevados a la Sociedad Protectora de Animales de La Vila (SPAV) quienes se encargan de buscarles un hogar. En la actualidad, la entidad necesita encontrar casas de acogida para una decena de cachorros.

Pero entre ellos, la petición más urgente de esta semana es para tres canes que están a punto de llegar a la entidad. La solicitud la están realizando a través de las redes sociales, donde se centra su actividad. Cada semana son varios los animales que recogen de las calles o familias que llaman para pedirles que atiendan a sus mascotas ante la imposibilidad de hacerlo ellos.

Corina y CrispyEn estos días, unos quince cachorros permanecen en hogares de miembros de la organización, voluntarios, familiares o amigos a la espera de que los adopten. “Están en esas casas de forma muy provisional”, indica Ana Such, secretaria de la asociación. “Necesitamos personas que estén dispuestas a llevárselos a casa para cuidarlos”.

Y esos voluntarios tienen total libertad a la hora de elegir cuánto tiempo poder quedarse con ellos. “La persona decide cuántos días pueden tenerlos con ellos, el tamaño o la edad del perro. Acogerlos no supone ningún gasto para las familias ya que la asociación es la encargada de la comida o cualquier cosa que necesite el animal, hasta el veterinario su fuera necesario.

La entidad fue creada hace seis meses y ya ha encontrado una casa a cerca de medio centenar de mascotas o las ha devuelto a sus dueños tras extraviarse al colgar la foto en el perfil de Facebook con el que trabajan. Cada día se unen a la lista perros que aparecen en la calle abandonados, familias que les llaman porque ya no pueden hacerse cargo de ellos o porque han tenido una camada demasiado grande. Para las adopciones hay que esperar 20 días desde que se localiza la mascota hasta que se puede instalar en un hogar.

spavNueve personas son los encargados de gestionar y organizar la asociación, aunque hay muchos voluntarios. “Ahora nuestra prioridad es encontrar tres casas de acogida para tres perros que van a llegar esta semana”, explica Such. Los animales, uno de ocho meses y otros dos con más de un año, son de una familia que no puede mantenerlos y les han llamado para que los recojan.

Y es que cada vez más familias llaman al no poder cuidar a los animales. Algunos por la crisis no pueden atenderlos y otros porque de repente se encuentran con una “camada demasiado grande” a la que no pueden mantener. Si encuentran casas donde alojarlos, “hay cuatro cachorros y una madre en Elda que también los traeríamos para La Vila”.

Recursos propios y necesidad de un solar

La Sociedad Protectora de Animales se gestiona con recursos propios. La financiación sale de los socios o de actividades que organiza la entidad como venta de productos o eventos. En el mercadillo de Polop tienen un puesto fijo prácticamente desde que empezaron su trabajo.

actividades veranoAdemás, “fuimos al del Cisne de Benidorm donde también llevamos mascotas para que la gente las viera” ya que muchos prefieren ver a los animales “antes de decidir adoptarlos”. Y es fácil identificarlos ya que se les pone un peto amarillo en el que se puede leer “adóptame”.

Pero la búsqueda de casas de acogida se queda pequeña. La demanda crece y la entidad necesita un solar donde poder instalarse y atender a los animales. Desde que fundaron la asociación se ha reclamado al Ayuntamiento la cesión de un espacio en la que poder crear un hogar de acogida mientras se les encuentra una casa a los perros abandonados. Incluso buscan una parcela de algún particular que quiera cedérsela.

“El trabajo que hacemos nosotros en la Vila lo está ejerciendo una empresa de Crevillent contratada por el Ayuntamiento”, explica la responsable de la entidad. Esa perrera se lleva los animales cuando la llama la Policía Local ante un aviso de un perro abandonado y “si en 20 días no lo reclama nadie, lo sacrifican”. La SPAV sin embargo acude a cualquier hora ante una llamada. “Le pagan a una empresa y no cumple porque muchas veces no acude”, añadió.

Publicidad
Mostrando 1 Comentario
Danos tu opinión

Deja tu comentario

Para evitar el spam, es necesario que escribas las dos palabras que aparecen a continuación:

 
Aluvent. Aluminios Dénia
Arquitectura i gestió d'obra. Espai Gestiona
Onda Benidorm
Fantasy World. Regalos Dénia
Balearia
Hotel La Posada del Mar. Dénia
Hidraqua
Fundacio Balearia
Anunciate en internet